El déficit financiero del Tesoro alcanzará a 5,7% del PBI, y se ubicaría 0,5% por encima del desequilibrio registrado en 2015, estimó un informe de la consultora Ecolatina, que afirmó que "recién en 2019, el resultado financiero mostrará avances en comparación con el heredado".

"El frente fiscal fue una de las herencias más pesadas que recibió Cambiemos", puntualizó y analizó: "Producto del crecimiento más acelerado del gasto público que de los ingresos, el déficit de las arcas públicas se profundizó en el segundo mandato de Cristina Fernández de Kirchner".

El sondeo señaló que "el déficit primario, es decir el desequilibrio antes de los pagos financieros, de 2017 fue similar al de 2015". "Sin embargo, producto del reemplazo de emisión monetaria por deuda para cubrir el bache fiscal, aumentó el pago de intereses", señaló y consideró que como resultado, se profundizó el rojo financiero, pasando de 5,2% del PBI a 6,1% del PBI el año pasado. "El magro crecimiento el creciente endeudamiento y el aumento de la tasa de interés internacional apuntalarán el pago de intereses como porcentaje del PBI en 2018".