Con tasas bancarias prácticamente prohibitivas a raíz del fuerte apretón monetario llevado adelante por el Banco Central para contener el dólar y la inflación, las pequeñas y medianas empresas miran cada vez más hacia el mercado de capitales. Así, el financiamiento a través de cheques de pago diferido se disparó en el primer semestre del año y ya superó a lo registrado en todo 2018.

Según datos del Mercado Argentino de Valores (MAVSA), el total negociado en CPD en lo que va del año alcanza los $42.528 millones, por encima de los $39.347 millones el año pasado. En la comparación interanual, el volumen de cheques operados en los primeros seis meses de 2019 casi triplicó al del primer semestre de 2018.

El volumen negociado en los primeros seis meses de 2019 ya superó al total de 2018

La normativa que obliga a las aseguradoras a destinar el 5% de sus inversiones a activos Pyme y las tasas más convenientes que pueden obtener las pequeñas y medianas empresas a través de este instrumento fueron las claves de este fuerte incremento en el descuento de cheques.

En el caso de los CPD avalados, que representan más del 70% del total negociado, la tasa promedio en el plazo más corto, hasta 30 días, se ubicó en junio en el 43,59%; mientras que en el segmento de 31 a 60 días la tasa promedio fue de 42,36 por ciento.

De esta forma, las Pyme pudieron financiarse en el mercado de capitales con tasas cerca de 20 puntos por debajo de las ofrecidas por el sistema bancario; según el último relevamiento del BCRA, la semana pasada la tasa de los adelantos en cuenta corriente cerró cerca del 63 por ciento.

De acuerdo a los datos del MAVSA, en el primer semestre de este año el descuento de cheques de pago diferido avalados -con garantía de una SGR- alcanzó los $30.789 millones, mientras que el volumen de CPD no garantizados llegó a un récord de $10.375 millones, lo que significó un incremento del 441% respecto de igual período de 2018. La participación de las compañías de seguros en este último segmento fue fundamental, según señalan en el mercado.

En tanto, la negociación de pagarés bursátiles en dólares -que permiten financiarse por mayores montos y a plazos más largos- en los primeros seis meses de 2019 llegó a US$123 millones, un 32% por encima del mismo período de 2018.

En junio, el volumen de estos instrumentos alcanzó un récord de US$42,75 millones, con una tasa promedio del 0,99% anual, 34 puntos básicos por debajo de la de mayo. En la misma línea, la tasa de los pagarés en pesos registró una reducción de 328 puntos básicos el mes pasado, que la ubicó en un promedio de 48,83 por ciento.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos