El Banco Central interrumpió el rally alcista de la tasa de Leliq con una muy leve baja que la dejó en 50% y logró que el dólar vuelva a cerrar en baja. En el mercado mayorista, la divisa cedió cinco centavos a $38,82 y se acercó un poco más al piso de la zona de no intervención, hoy ubicado en $38,59.

El billete minorista, en tanto, cayó trece centavos a $39,82, según el promedio de los bancos de la city porteña que elabora el BCRA.

"La divisa norteamericana experimentó su quinta baja consecutiva y se mantuvo nuevamente cerca del límite inferior de la zona de no intervención oficial. La oferta volvió a prevalecer y acomodó los precios del dólar en el nivel más bajo de la semana", apuntó Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio.

Por su parte, el analista financiero Christian Buteler señaló: "El dólar tuvo un comportamiento dispar en la región. Acá se alineó a países como Brasil o Colombia, donde hubo bajas de hasta 0,45%. En otros, como Chile, el dólar subió".

En la subasta diaria de Leliq a nueve días, el BCRA cortó la racha de ocho subas de tasas consecutivas: el rendimiento de las Letras bajó apenas 0,08 punto porcentual a 49,98%. "La tasa de 50% parece ser la que por ahora puede mantener al dólar calmo", consideró Buteler.

Hoy vencían $212.661 millones en Leliq y se adjudicaron $185.000 millones, lo que significó una expansión de $29.900 millones, que encaminó la base monetaria hacia el sobrecumplimiento de la meta mensual en alrededor de $40.000 millones que anunció el BCRA la semana pasada.

La entidad que preside Guido Sandleris mantiene las señales de refuerzo al apretón monetario con el que busca mantener a raya al dólar, en sintonía con el lineamiento que bajó desde la Casa Rosada con la mira puesta en las elecciones. La contracara es una tasa muy elevada que asfixia a la economía real y complica la salida de la recesión.