En linea con el resto de la región y ante un mayor ingreso de capitales que incrementó el volumen negociado, el dólar sumó otra baja. El agro aún liquida con cautela.

Pese a que el Banco Central recortó otras dos décimas la tasa de referencia, el tipo de cambio minorista cayó 43 centavos a $44,07 en el promedio de los bancos de la city porteña, mientras que el mayorista cedió 34 centavos a $43,01.

"Con buen volumen de negocios, la divisa norteamericana perforó por momentos el piso de $43 empujada por una importante oferta", señaló Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio. Hoy se pactaron u$s775 millones, 20% más que ayer.

Para Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios, los ingresos de divisas impactaron en el volumen operado "debido a la entrada de capitales de trabajo de empresas para inversiones por un monto importante". Aunque aclaró que las liquidaciones del agro siguen siendo fluctuantes: "La exportación cerealera liquidó el lunes u$s128 millones, pero ayer solo u$s60 millones debido a la caída del precio de 35 centavos".

En ese marco, el Banco Central convalidó una nueva baja en la tasa de las Letras de Liquidez (Leliq): hoy cedió otras dos décimas y quedó en 66,75% en el promedio diaro. Entre las dos subastas del día, la entidad expandió $4.800 millones, pero aún está más que holgado de cara al cumplimiento de la meta de base monetaria, en el marco del plan de emisión 0% hasta diciembre.

Ayer ingresaron los u$s10.835 millones del Fondo Monetario Internacional (FMI) que el Tesoro comenzará a subastar, de a u$s60 millones diarios, desde la semana que viene.

Ayer, el dólar sumó una rueda más de calma luego de los fuertes sacudones de la semana pasada. En el mercado, sin embargo, no dan por superada la volatilidad: preocupa que la demanda se acelere producto de la incertidumbre económica, ante la reaceleración inflacionaria y los flojos datos de actividad; la tensión financiera, que por estas horas impulsa al riesgo país 1% arriba —a 822 puntos—, por las dudas de los fondos especulativos en la capacidad de pago de la deuda; y el clima electoral.

“Más allá de la tranquilidad de las últimas ruedas, la incertidumbre electoral, la elevada infl ación y la limitada tasa real de plazos fi jos representan un delicado equilibrio ya que los ahorristas en el tiempo podrían sumarse a la dolarización”, puntualizó Ber.

Más notas de

Juan Strasnoy Peyre

El BCRA cierra marzo con récord de compra de dólares en 16 meses aunque sin acumular reservas

A falta de una rueda, el Central compró más de 1.500 millones de dólares en marzo

Con crédito de bancos multilaterales y fondeo neto en pesos, Guzmán recorta la meta de asistencia monetaria

Martín Guzmán junto al director gerente de Operaciones del Banco Mundial, Axel van Trotsenburg

Bonistas vs Kicillof: se tensa la negociación y un grupo de acreedores demanda a la provincia en Nueva York

Se complica la reestructuración de la deuda provincial encarada por kicillof

Por canje de deuda, ajuste del gasto Covid y más recaudación, el déficit de febrero fue el menor en seis años

Guzmán busca dar señales de fiscalismo en plena negociación con el FMI

Guzmán reúne hoy a fondos de inversión en Nueva York antes de la cita en Washington con el FMI

Guzmán durante una visita a Estados Unidos previa a la pandemia

El BCRA avanza en investigación contra el BICE y cita a ex funcionario macrista para que aparezca

El ex ministro de Producción quedó en la mirá de la autoridad monetaria

Deuda: Economía inicia las colocaciones de marzo y busca ampliar el fondeo en el mercado

Guzmán busca ampliar el fondeo en el mercado para acotar la asistencia del BCRA al Tesoro

El BCRA financió por primera vez en 2021 al Tesoro y Guzmán mantiene su meta de emisión

El Banco Central le giró 70.000 millones al Tesoro

Economía cierra el primer bimestre sin pedirle pesos al Central y reduce las necesidades de emisión para 2021

El Banco Central no le envío fondos al Tesoro durante el primer bimestre

El FMI prepara un informe "autocrítico" del préstamo a Macri y Guzmán busca apoyos para el acuerdo

Martín Guzmán junto a la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva