A paso lento pero firme, el dólar volvió a los niveles de estrés vistos tras la corrida que se desató luego del inesperado resultado de las elecciones primarias de agosto, a pesar del cepo cambiario y la constante intervención del Banco Central, que continúa ahondando el drenaje de reservas, que se encuentran en su nivel más bajo desde octubre de 2018.

Pese a la resistencia del BCRA, el tipo de cambio mayorista ya se ubica por encima de los $58 (el viernes cerró a 58,05), mientras que el minorista continúa consolidándose por arriba de los $60, a un promedio de $60,31.

Dólar en alza y menos reservas, junto con una profundización del desdoblamiento cambiario en en los últimos días, continúan alimentando las expectativas de un endurecimiento del cepo en el corto plazo.

En lo que va del mes, las tenencias en moneda dura de la autoridad monetaria acumulan una pérdida de US$ 859 millones, mientras que desde las PASO la caída ya sangría alcanza los US$ 18.465 millones, de la mano del retiro de depósitos en dólares y las ventas de la autoridad monetaria en el mercado para contener la presión sobre la divisa.

En términos brutos, las reservas se ubican hoy en $47.844 millones, su nivel más bajo desde octubre desde 2018. Las netas, que son las que puede utilizar efectivamente el BCRA para frenar el avance del dólar, estarían cerca de US$13.000 millones según calculan los analistas, ya que el dato no es informado por la autoridad monetaria y, de acuerdo a declaraciones de su presidente Guido Sandleris, tampoco existe ninguna intención de hacerlo.

"Esa no es información que hace pública el Banco", señaló el titular del BCRA al ser consultado sobre este tema durante la presentación del Informe de Política Monetaria, el último viernes.

Sandleris resaltó que el nivel de reservas brutas es "más que suficientes para seguir llevando en el tiempo una política monetaria prudente y consistente". Además señaló que a partir de los controles cambiarios "se observó una reducción en la tendencia bajista" de las reservas y "se moderó también la necesidad de intervención del BCRA en el mercado cambiario y la salida de depósitos".

Los últimos datos del Central muestran que en los primeros seis días hábiles de octubre se fueron US$356 millones de depósitos privados de los bancos.

En el mercado apuntan al sostenido recorte en las tasas de Leliq y a la proximidad de las elecciones presidenciales a la hora de explicar el avance del dólar de los últimos días. En este escenario, las brechas entre el tipo de cambio oficial y el contado con liquidación y el dólar MEP, que se obtiene a través de la compra-venta de bonos y acciones, volvió a ampliarse.

Con la tasa ya en el 68%, analistas creen que el BCRA se verá obligado en breve a volver a evaluar el piso fijado. "También las brechas vuelven a presentarse más presionadas, toda vez que se extiende el drenaje de depósitos y reservas, una adversa dinámica que podría derivar a corto plazo en que se profundice el control de cambios", señaló el economista Gustavo Ber.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos