La presión compradora de fin de mes impulsó ayer tres centavos el precio del dólar, hasta 19,88 pesos en pizarras de la City porteña, donde sigue en zona de máximos históricos, aunque más lejos de los 20 pesos que rozó la semana última.

"La demanda por cobertura se mantiene activa y presiona sobre la cotización, en un contexto que ya descuenta que el nuevo rango del dólar se ha instalado en el mercado con escasas chances de modificarse en el corto plazo", consignó un informe de PR Corredores de Cambio.

Operadores mencionaron que las ventas de bancos públicos acotaron el alza de la divisa, pero desde el Banco Nación señalaron a BAE Negocios que las ventas de la entidad fueron "insignificantes" durante la jornada.

El dólar mayorista subió apenas un centavo a 19,58 pesos, en un mercado con menor volatilidad que en las jornadas previas y con un volumen negociado de unos 760 millones de dólares en el spot.

El euro minorista se vendió a 25,08 pesos, mientras el real brasileño cotizó a un promedio de 6,18 pesos en el mismo segmento.

La actividad también fue intensa en el mercado secundario de Letras del Banco Central (Lebac). Se negociaron unos 780 millones de dólares en estos instrumentos. La tasa más corta, a 23 días, operó en la zona del 27%, mientras que la más larga, a 261 días, subió a 25,20%. "El negocio de los operadores sigue pasando, además de las compra-ventas de la divisa para atender obligaciones del comercio exterior, por obtener pesos para invertir en tasas de interés en el mercado secundario de Lebac", mencionó Fernando Izzo, de ABC Corredores de Cambio.

La tasa de préstamos entre bancos privados o call money cerró apenas por debajo del 27%, de acuerdo con el resumen difundido por la autoridad monetaria.

Las reservas internacionales del Banco Central finalizaron en u$s62.400 millones, una caída de 133 millones en relación con el último viernes.

Fuente: