El crédito en pesos volvió a registrar una caída en octubre. Fue de 0,4% real y libre de estacionalidad, en la comparación con septiembre. Como dato positivo se destaca que se trató de una buena desaceleración respecto a la baja que se había visto en el mes previo. Como negativo, lo remarcable es que la contracción no se frenó pese a lo pronunciado del deterioro acumulado. En la comparación interanual, el desplome es extraordinario: en octubre, el crédito en pesos cayó 28,9% respecto de igual mes de 2018 en términos reales. Los datos dejan entrever la continuidad de la recesión.

Los números del crédito en octubre fueron publicados el viernes por el BCRA. Por el lado del crédito al consumo se vieron resultados dispares. Y es que el Ahora 12 ayudó a impulsar a las tarjetas de crédito, que mostraron una suba real y desestacionalizada de 1,2% en contra el mes previo (tomando como válida la inflación de 4,4% esperada por los analistas consultados en el último REM). En cambio, los préstamos personales, con una mega tasa de 75,6%, cayeron 5,2% respecto a septiembre.

El crédito productivo volvió a mostrar repunte mensual en términos reales: los adelantos subieron 7,9% y los documentos 3,9%, más allá de que en las variaciones interanuales las bajas son pronunciadas. Los analistas que trabajan en la diaria con pymes destacan dos factores. Por un lado, la recesión es la más larga en veinte años; las empresas llegan con la lengua afuera y, más allá del alto costo financiero, para sobrevivir toman el crédito que haya disponible; sobre todo si hay bajas de la tasa en el margen. Por el otro lado, existe cierta expectativa de que hayan consumos postergados por la crisis. Estas visiones optimistas sostienen que, si al cruzar el Rubicón se estabiliza la macro, podrían repuntar las ventas durante las fiestas.

En la actualidad el nivel del crédito es del 7,7% del PBI, lo que representa el peor registro desde el 2006. Para la consultora LCG el año terminará en 7,6% y ese récord será un hecho. La consultora afirmó: "Del lado del crédito, si bien el contexto recesivo sigue mostrando fuertes caídas anuales, es probable que empiece a repuntar marginalmente debido a la reducción progresiva de las tasas de interés, que promete profundizar la administración entrante".

La recesión es una de las explicaciones para una baja tan notable del crédito como la registrada en 2019. Y el resto de los indicadores también mostraron que durante el mes pasado no parece haber ocurrido un despegue. Por caso, la recaudación tributaria cayó 6,2% real interanual y el IVA impositivo tuvo un desplome de 13,3% real.

Los despachos de cemento portland registraron una contracción el mes pasado de 8,5% contra 2018. La producción automotriz informada por Adefa mostró cierta desaceleración en la caída: el negativo fue de 17,7% (desde febrero no bajaba del piso imaginario de caídas de 20%). Otro indicador relevante del nivel de actividad local en octubre fue el superávit comercial récord con Brasil, y es que esa mejora ocurrió por el fuerte ajuste en las importaciones, lo que se explica por la recesión. Las compras al país vecino cayeron 32% interanual durante el mes pasado y en lo que va del año alcanzaron una merma de nada menos que 50% respecto al mismo período del 2018.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos