El financiamiento total en el mercado de capitales argentino ascendió en febrero a $27.008 millones, un 60% superior respecto del mismo mes del año anterior, de acuerdo con un informe de la Comisión Nacional de Valores (CNV).

En febrero se emitieron 27 obligaciones negociables (ON) por un monto de $16.521 millones (61% del financiamiento total).  Dentro de éstas, seis fueron a través del Régimen PyME CNV Garantizada por un monto de $113 millones y tres fueron en Unidades de Valor Adquisitivo (UVA) por $1.808 millones, y estuvieron a cargo de bancos y compañías financieras.

Se registró una venta secundaria de acciones existentes, y una emisión de nuevas acciones por un monto total de $6.625 millones (25% del total). 

También se colocaron $1.935 millones a través de fideicomisos financieros (7% del financiamiento total), $1.688 millones (6%) en concepto de cheques de pago diferido y $240 millones (1%) con pagarés avalados.

Al cabo del primer bimestre, el financiamiento total en el mercado de capitales alcanzó los $57.089 millones, con una variación positiva de 11% respecto del mismo período del año anterior.

Los instrumentos de mayor dinamismo en el bimestre han sido aquellos relacionados con el financiamiento PyME, según el informe de la CNV.

Los cheques de pago diferido acumulan un volumen nominal negociado de $3.263 millones, lo que supone un incremento de 71% respecto del mismo período del año anterior, y los pagarés avalados alcanzaron los $596 millones, representando una variación positiva de 364%.

Finalmente, los fideicomisos financieros acumulan $7.311 millones (33%) y las acciones $6.625 millones, de las que no se habían registrado emisiones de acciones en el primer bimestre de 2017.