El ritmo de los mercados de esta semana estará marcado por las negociaciones que mantienen autoridades del Gobierno en Washington con el Fondo Monetario Internacional para reformular el acuerdo y lograr un mayor desembolso por parte del organismo multilateral.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, ya regresó al país, pero en Estados Unidos quedaron Guido Sandleris y Rodrigo Pena, los otros dos funcionarios clave de la cartera, informaron fuentes oficiales.

En ese marco, después de semanas de sobresalto, el dólar pareció encontrar un techo la semana pasada al caer a menos de $38 para la venta en la city porteña, de acuerdo al relevamiento que realiza el Banco Central; al tiempo que la Bolsa se recuperó junto con los ADR de las empresas argentinas que cotizan en Wall Street.

Para Federico Furiase, del estudio Eco/Go, "trajo cierta tranquilidad la expectativa de mayores desembolsos del Fondo, las negociaciones con la oposición para aprobar el Presupuesto 2019, y la promesa de acelerar el ajuste fiscal con la implementación de retenciones".

Furiase planteó que si bien "con el dólar entre $37 y $40 y los derechos de exportación, se cierra el déficit de cuenta corriente y el fiscal, lo cual oxigena al mercado cambiario", queda la incertidumbre respecto al plazo de la recesión, que "se va a extender en el tiempo consume capital político y recaudación", complicando el objetivo para reducir el rojo de las cuentas públicas.

El nuevo acuerdo con el FMI se cerraría recién dentro de dos semanas, ya que debe pasar por diferentes instancias burocráticas del organismo: tiene que aprobarlo tanto el directorio como el staff técnico.

El Gobierno ya se aseguró el apoyo de Estados Unidos que no brindará financiamiento directo desde el Tesoro, como se especulaba, sino que lo hará a través de su rol en la entidad.