Después de dos días con el dólar por debajo del piso, expansión monetaria controlada y riesgo país en baja, el mercado espera que el Banco Central tenga que seguir interviniendo en la plaza cambiaria esta semana y concentra sus expectativas en la posibilidad de un aceleramiento en la baja de las tasas de interés.

En las últimas 7 ruedas, la tasa promedio de las Leliq cayó 133 puntos básicos y hoy se ubica en 58,11%, 1.541 puntos básicos por debajo del pico máximo de 73,52% que llegó a tocar el 8 de octubre pasado.

Analistas afirman que el dato de inflación de diciembre, que el Indec dará a conocer mañana, podría ser clave para terminar de consolidar la tendencia bajista y apurar el ritmo de los recortes. Si el número oficial da por debajo de lo previsto por las consultoras privadas, que calculan que el índice de precios al consumidor (IPC) del último mes de 2018 arrojará una suba de entre 2,5 y 3%, el Banco Central ganará aún más margen para liberar pesos.

"La expectativa de los operadores del mercado financiero está centrada en cuándo el BCRA va a comenzar a bajar (más) las tasas de interés, para descomprimir las demás variables económicas", señaló Fernando Izzo, director de ABC Mercado de Cambios.

Según señala el economista Federico Furiase, director de Eco Go, "si el riesgo país se mantiene en estos niveles o se reduce, y si las expectativas de inflación empiezan a caer frente a la estabilidad cambiaria, el BCRA va a seguir teniendo margen para renovar los vencimientos de Leliqs, controlar la emisión monetaria y bajar gradualmente la tasa".

"La caída del dólar y el margen que tiene desde el lado del programa monetario (por ahora estaría sobrecumpliendo la meta de enero) podrían aceitar la baja de tasas", agregó.

Para el analista financiero Christian Buteler, las condiciones para acelerar el recorte de tasas "ya están dadas". "Creo que podría bajar la tasa ya y esperar que, dejando más pesos en la calle, el dólar busque un equilibrio sin la necesidad de emitir dinero", afirmó.

Esta semana esperan que la presión bajista sobre el dólar continúe y, por ende, prevén más compras de divisas por parte del Banco Central, que entre el jueves y viernes último adquirió un total de u$s60 millones.

Según un informe del banco Citigroup a sus clientes, se espera que el BCRA siga comprando dólares y que el tipo de cambio fluctúe alrededor del límite de la banda comercial. En esta misma línea, Goldman Sachs afirmó en un reporte que ve un Banco Central argentino comprando más dólares en los próximos días.

El jueves pasado, después de su primera intervención en el mercado cambiario desde el inicio del nuevo esquema monetario en octubre pasado, fuentes de la entidad que preside Guido Sandleris aseguraron que mantendrán la cautela en su estrategia de compra de divisas, sosteniendo el límite diario para sus licitaciones de hasta u$s50 millones, con un acumulado en el mes que no podrá exceder el 2% de la meta, tal como determinó el Comité de Política Monetaria a principio de enero.