La Bolsa local logró evitar ayer ser arrastrada por el convulsionado clima internacional gracias a la buena performance de las acciones del sector energético y los bancos, y al rebote de los principales bonos en dólares.

Así, en una jornada negra para los principales mercados del mundo, el Merval cerró el día con un avance del 0,9%, que lo ubicó en los 32.019,84 puntos.

En el panel de acciones líderes, los mejores desempeños fueron para los papeles de Comercial del Plata, que subieron un 7,6%; Banco Francés, con un alza de 5,1%; y Central Puerto, que terminó un 4,5% arriba.

Entre los bonos en dólares, el "century" (AC17) ganó 0,75, mientras que el Bonar 20 avanzó 0,6 por ciento.

La suba de los títulos públicos consiguió que el índice de riesgo país, que había llegado a subir 20 puntos durante la rueda de ayer, culminara el día sin cambios, a 729 unidades.

La mayoría de los ADRs de las empresas argentinas que cotizan en Wall Street también logró escapar al mal humor internacional pese a un inicio de rueda que se dibujaba muy poco auspicioso ayer para los papeles locales.

Operadores advirtieron que la suba del Merval ayer se dio en un marco reducido de negocios, limitados por la aversión al riesgo que reina en estos días debido a las dudas sobre la tregua que acordaron China y Estados Unidos durante el G20 en Buenos Aires.

"El adverso clima externo, que transita una etapa de risk-off, continúa condicionando a los activos locales, cuyas cotizaciones siguen presionadas, ya que se profundiza el desarme de posiciones, en especial de inversores del exterior que buscan reducir el riesgo de carteras", afirmó el economista Gustavo Ber.

Las Bolsas internacionales se vieron fuertemente sacudidas ayer tras el arresto de la heredera de la empresa Huawei, que podría marcar el fin de la tregua en la guerra comercial entre EE.UU. y China.

La directora de la compañía electrónica china, Meng Wanzhou, fue detenida en Canadá y será extraditada a los Estados Unidos en el marco de una investigación sobre presuntas violaciones de la empresa de las sanciones impuestas a Irán.

Las Bolsa europeas cayeron ayer hasta 3,5%, mientras que el Dow Jones cerró la jornada un 0,4% abajo, tras un día de fuerte volatilidad.