El mercado se anticipó ayer a una nueva baja en la tasa de política monetaria del Banco Central y comenzó a desarmar posiciones en pesos para pasarse al dólar, que por la mayor demanda escaló trece centavos. La divisa cerró a $19,42, cerca del máximo histórico que marcó a fin de 2017, en una jornada en la que la curva de rendimientos de las Lebac en el mercado secundario se aplanó en relación a la licitación de Letras del martes pasado, al convalidar menos interés en el plazo más corto y más en el largo.

Hace dos semanas, el BCRA redujo en 75 puntos básicos la tasa de pases a siete días y la dejó en 28%, luego de que el Gobierno resolviera relajar la meta de inflación de este año al 15%. Ahora en la city esperan que el titular de la entidad, Federico Sturzenegger, continúe con ese sendero bajista que, de todos modos, será gradual ante las expectativas de nuevas rondas de aumento de precios.

El Banco Central redujo sus intervenciones en el mercado secundario de Lebac

En ese sentido, y después del cierre del mercado, Sturzenegger señaló ayer durante una conferencia de prensa que existe "cierto margen para ir acomodando" la tasa de interés y que prevé alzas en productos regulados menores a las de 2017.

Nicolás Chiesa, de Balanz Capital, aseguró a BAE Negocios que el mercado "espera un recorte más" y que "no hubo otro factor" que influyera en el salto que pegó el dólar ayer. "No veo algo pronunciado, estará entre un cuarto y medio punto", arriesgó en relación a la tasa de pases.

Por su parte, Amilcar Collante, del Centro de Estudios Económicos del Sur (Cesur) destacó que el titular del BCRA insinuó una baja de tasas cuando habló de la menor incidencia del aumento de los precios regulados en la inflación y que habrá que tener en cuenta el boleto multimodal a la hora de contabilizar el incremento en el Transporte. De todas formas, aclaró que la los pases "tienen volumen bajo", más ahora que fueron reemplazados por la Leliq, la mini Lebac de siete días, por lo que su rendimiento se vuelve "casi simbólico".

Lo cierto es que mientras tanto en el mercado secundario se aplanó la curva de Lebac en relación a la licitación del martes, al quedar la Letra más corta en 27,10% y la más larga en 25,63%, por debajo y por arriba de los rendimientos convalidados durante la semana pasada, respectivamente.

Al respecto, Chiesa advirtió que el BCRA "dejó de participar tan activamente del mercado secundario", luego de los cambios en las metas de inflación y la creación de la Leliq. "Ahora hay veces que está y a veces que no", explicó, por lo cual "el mercado no sabe pricear bien la curva".

El experto de Balanz apuntó que la intención del Central es seguir interviniendo, pero que su ausencia provocó por ejemplo que el mercado haya proyectado un descenso mucho más pronunciado en la tasa de pases definida el 9 de enero, que finalmente fue de sólo 75 puntos básicos. Por el contrario, en la última licitación de Lebac sí se convalidaron las tasas que se venían operando en el circuito secundario y hubo un descenso de entre 150 y 300 puntos básicos.

Fernando Izzo, de ABC mercado de cambios mencionó entre las causas de la suba del dólar a "la baja de tasas de interés en pesos de política monetaria, como así también las consiguiente baja de tasas de las Lebac, operadas en el mercado secundario".

En cuanto a la cotización mayorista, avanzó 16 centavos y terminó en 19,05 pesos para la compra y 19,15 pesos para la venta. Según Collante, con el nuevo nivel de tasas el mayorista se acomodará "bien arriba de los $19".