El ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, resaltó hoy la política de obras públicas del gobierno nacional y ponderó el ahorro en la concesión y el desarrollo de la infraestructura nacional.

Dietrich participó del debate del Presupuesto 2018 y de la prórroga de la Ley del impuesto a los débitos y créditos bancarios que se realizó en la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara alta, en una reunión en la que participó también el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y en la que no estuvo presente la senadora Cristina Fernández de Kirchner.

El funcionario aseguró que "en dos años se ahorraron en el Ministerio de Transporte 71 mil millones de pesos en distintos procesos de licitación, tras lo cual afirmó que los subsidios para Aerolíneas Argentinas fueron reducidos a un tercio en dos años”.

Respecto a esto último, indicó que en 2015 el dinero que debió desembolsar el Estado para mantener operativa a la línea de bandera fue de 678 millones de pesos, mientras que en 2017 “fue de menos de doscientos millones de pesos".

En cuanto al transporte público, agregó que la SUBE Nacional hace dos años estaba distribuida entre 200 mil personas y que en la actualidad la tarjeta llega a alrededor de 2,7 millones de usuarios de distintos puntos del país.

Luego de enfatizar que el gobierno de Cambiemos pretende duplicar hasta 2019 la cantidad de pasajeros del transporte aerocomercial, mencionó cifras similares sobre el "Plan Vial Federal".

"Construiremos 2.800 kilómetros de autopistas nuevos y se realizarán quince mil kilómetros de mejoras en rutas nacionales. Eso generará cien mil puestos de trabajo", indicó el ministro.