El petróleo subió hoy a su mayor valor desde noviembre de 2014 impulsado por el retiro de Washington del acuerdo nuclear con Irán y la caída de los stocks estadounidenses.

En el mercado de Londres el barril de Brent del mar del Norte para julio cerró a 77,21 dólares; lo que significa un aumento de 2,36 dólares respecto al martes. En Nueva York el barril de “light sweet crude” (WTI) para junio ganó 2,08 dólares a 71,14.

Uno de los motores del alza fue la decisión anunciada el martes por el presidente Donald Trump de retirar a Estados Unidos del acuerdo nuclear internacional con Irán e imponerle nuevas sanciones. “Aun cuando esa decisión era más o menos lo que se esperaba, lo que sacudió un poco a los inversores fue el tono especialmente severo de Trump”, dijo Andrew Lebow de Commodity Research Group. 

No obstante otros países aliados de Washington optaron por mantenerse en el pacto y hasta calificaron de errónea la decisión de Trump. Ese apoyo al acuerdo de otros países “podría no ser suficiente para compensar el tono especialmente agresivo de Estados Unidos y la eficacia de las nuevas sanciones” a Teherán, dijeron analistas de Goldman Sachs.

Arabia Saudí, primer exportar mundial de crudo y líder de la Opep que también integra su rival regional Irán, ya dijo que tomará todas las medidas necesarias para evitar problemas con el abastecimiento de petróleo. De su lado, Estados Unidos apoyó los precios al anunciar una caída de stocks petroleros mayor a la esperada.