n El Plan de Alumbrado Eficiente (PLAE) contemplaba inicialmente el recambio de 75.288 luces en las calles de todo el país, para ahorrar el equivalente a lo que consumen unos 15.000 hogares. Pero por el abaratamiento de la tecnología LED, en enero Energía estimó que podrá estirar ese número a cerca de 100.000. A diferencia de los bulbos hogareños, que se importan en su totalidad, las luminarias públicas son ensambladas en el país por una docena de empresas. Según los industriales locales, el universo a renovar en el país incluye más de 4 millones de luminarias solamente en las calles, sin contar autopistas ni barrios cerrados. Es un mercado de más de 1.200 millones de dólares que puede ser abastecido por ellos o por los importadores.