Menos de una semana después de haber anunciado que el Banco Central reducirá la asistencia financiera al Tesoro Nacional, el organismo monetario le giró 23.300 millones de pesos en concepto de Transferencia de utilidades. La operación se realizó el martes de 2 enero, el primer día hábil el año, y representa poco más del 16,6% de todo lo acordado para 2017, que será $140.000 millones.

Los datos surgen del informe diario del BCRA, que revela que más allá de que queda prácticamente todo el mes por delante, es el giro mensual más importantes desde junio del año pasado, cuando la asistencia fue de $42.300 millones.

En 2017 el Central asistió a Economía con $150.000 millones (1,5% del PBI), una baja respecto a los $160.000 millones (2% del PBI) que le había girado en 2016. Este año serán $140.000 millones (1,1% del PBI) y la idea es ir reduciendolo de manera gradual hasta llegar a $70.000 millones en 2019 (0,5% del PBi). A partir de 2020 se aplicará una regla por la cual el BCRA transfiere el producto entre la base monetaria y tasa de crecimiento real de la economía. "Esto significa que el Banco Central transfiere el aumento genuino de la demanda de dinero (base monetaria) al Tesoro. Es decir, se transfiere el aumento de la demanda de dinero derivado del crecimiento real de la economía", explicó el organismo monetario en su web.

"Para que el Banco Central pueda cumplir con sus metas necesita la ayuda del Ejecutivo, y la ayuda del Ejecutivo que necesita el Banco Central, dicho de una manera muy sencilla, es que el Ejecutivo no le pida plata", graficaba Federico Sturzenegger el 28 de diciembre, junto a Marcos Peña, Nicolás Dujovne y Luis Caputo en la Casa Rosada, en la conferencia de prensa en la que se anunció el cambio de las metas de inflación.