La Cámara de Diputados emitió ayer dictamen de mayoría a favor del proyecto de la ley de Compre Argentino, que busca darle prioridad a los proveedores locales en las compras públicas que realiza el Estado.

A través de un acuerdo entre Cambiemos, el bloque Justicialista y el Frente Renovador y otras bancadas menores, un plenario de las comisiones de Obras Públicas, de Pymes, y de Presupuesto y Hacienda, dio luz verde a la iniciativa, que había sido enviada originalmente por el Poder Ejecutivo en mayo, pero que sufrió modificaciones. El Frente para la Victoria-PJ, en cambio, firmó su propio dictamen de minoría.

El dictamen avalado eleva los márgenes de preferencia para ofertas de bienes de origen nacional, toda vez que el precio ofrecido sea igual o inferior al de bienes de origen extranjero: en el caso de las pymes, se pasa del 7 al 15%, mientras que para el resto de las empresas, se pasa del 5 al 8%.

En tanto, cuando “resulte una comparación de precios entre ofertas que no sean de origen nacional, se otorgará un margen de preferencia del 1% cada 5 puntos porcentuales de integración local sobre el valor bruto de producción de los bienes alcanzados, hasta un margen de preferencia máximo de 8%”.

En el artículo 5, se definen los requisitos para que un bien pueda ser considerado de origen nacional: “Cuando ha sido producido o extraído en el territorio de la República Argentina, siempre que el costo de las materias primas, insumos o materiales importados nacionalizados no supere el 40 por ciento de su valor bruto de producción.