Tras la renuncia "temporal" de Christine Lagarde a su cargo como ex Directora Gerente del Fondo Monetario Internacional ( FMI), queda abierta la incógnita de quien la sucederá al frente del organismo, tan clave en la economía argentina actual desde la firma del acuerdo Stand By por US$57.000 millones hace un año y en el pasado, tras la caída de la convertibilidad.

David Lipton, el actual vice del Fondo, oriundo de Estados Unidos, será por el momento el titular. Pero un acuerdo tácito con los europeos que data desde hace décadas, argumenta que la silla que alguna vez ocupó Dominique Strauss-Kahn debe ser ocupada por alguien del viejo continente mientras que a los norteamericanos les toca la presidencia del Banco Mundial. 

Si bien desde el Ministerio de Hacienda aseguraron que la renuncia de Lagarde, "no cambia la relación, ni implica ningún cambio en el acuerdo", ocurre que el hasta ahora subgerente del FMI es uno de los negociadores más duros del organismo.

En septiembre pasado cuando se firmó el último pacto con Argentina, el ex funcionario del gobierno de Bill Clinton hoy representante de Donald Trump en el FMI se oponía a que el Banco Central vendiera las reservas, que crecían con los dólares del acuerdo, para financiar la fuga de capitales. A pesar de que en ese entonces, el titular de la autoridad monetaria Luis Caputo quiso convencerlo de que en nuestro país el apretón monetario no significaría una caída de la inflación inmediata, Lipton no dio el brazo a torcer, lo que terminó por definir la salida del ex ministro de Finanzas.

Luego, como informó Alejandro Bercovich en BAE Negocios durante las Reuniones de Primavera del organismo, el actual presidente del Central, Guido Sandleris, mantuvo una reunión secreta con Lipton junto al encargado de supervisar el acuerdo argentino, Roberto Cardarelli. Allí el estadounidense se resistió una vez más a que la autoridad monetaria interveniera de forma directa en el mercado cambiario con el fin de contener el tipo de cambio.

Es que durante toda su trayectoria, quien por tiempo indeterminado conducirá el FMI no demostró flexibilidad con la Argentina. Su primer pie en el Fondo ya lo había puesto entre 1981 y 1989 como miembro del staff, pero fue cuando viajó junto a  Jeffrey Sachs a Polonia donde, entre sombras, le armó el plan el plan económico al partido Solidaridad, con el que derrotó al comunismo en ese país.

Así se ganó el apodo, "Jeffrey Sachs seguro" (safe Sachs), durante la presidencia de Clinton, por su marcada intención de mantener la ortodoxia del FMI. En 1997 logró de forma forzada que el banco central de Corea del Sur, en plena crisis asiática, subiera sus tasas de interés y abriera u sistema bancario al capital extranjero, haciéndose eco del lobby de Wall Street, donde más tarde trabajaría durante varios años, antes de volver al  FMI.

Lipton es además un fiel seguidor de la ideología de Anne Krueger, execonomista en jefe del Banco Mundial y ex subdirectora gerente del FMI durante el 2001, cuando la Argentina cayó en default y solicitó un acuerdo por US$14.000 millones que luego amplió a un total de US$22.000 millones. 

Krueger sostenía que al país no se le podía prestar dinero para ejecutar política monetaria por su poca capacidad de financiar corridas. Según su posición, Argentina debía primero ordenar sus cuentas fiscales y los pagos con organismos internacionales antes que negociar un acuerdo con el Fondo.

En la misma línea, se había desentendido de la crisis post salida de la convertibilidad. En una entrevista con C5N durante el año 2016 había dicho: “El ajuste tendría que haber sido más fuerte y antes".

Sin embargo, sobre el actual acuerdo Stand By admitió no haber "seguido" el caso ni haber "hecho los números. De todas maneras, Krueger señaló: "“Parece claro que la Argentina se estaba encaminando a una crisis y que los fundamentals detrás eran mejores que eso”.

Más notas de

Eugenia Muzio

Mujeres que rompen el molde en oficios masculinizados

Mujeres que rompen el molde en oficios masculinizados

Coronavirus: radiografía de un virus con forma de corona

Los centros de salud en Argentina están preparados, aseguró el Ministerio de Salud por el brote de coronavirus

Los múltiples desafíos para el Gobierno en materia de políticas de género

Los desafíos para el Gobierno en políticas de género

Un Encuentro que avanzó hacia las estructuras más profundas

Un Encuentro que avanzó hacia las estructuras más profundas

Oro: una opción que crece para la inversión en tiempos de incertidumbre

"El oro es algo que se puede guardar por largo tiempo sin que se deteriore", aseguró Juan Leiva

Un presupuesto ficticio también a la hora de hablar de género

El presupuesto destinado al programa de inclusión laboral de mujeres y diversidad sexual cae 17% en términos reales

"La sociedad civil y los periodistas tienen un rol muy importante como buscadores de la verdad"

"La sociedad civil y los periodistas tienen un rol muy importante como buscadores de la verdad"

Cruce entre economistas por la efectividad del plan para reducir intereses

La tasa de interés de Leliq en la actualidad promedia el 60%

"Donde hay desigualdad de género, hay espacio para la corrupción"

"Donde hay desigualdad de género, hay espacio para la corrupción"

El reemplazo temporal de Lagarde podría endurecer las negociaciones con la Argentina

Sin Lagarde, las negociaciones con el FMI podrían ser más duras