El riesgo país registró ayer un nuevo recorte, que lo dejó a tan sólo un paso de quebrar la barrera de los 800 puntos básicos. El indicador que elabora la banca JP Morgan cayó ayer a 806 unidades, de la mano de la buena performance de los bonos argentinos en el exterior, con alzas promedio en torno al 1 por ciento.

En tanto, en la Bolsa porteña, el S&P Merval retomó la tendencia alcista. El principal índice de la plazo local ganó un 0,7% ayer, con un volumen de negocios sensiblemente por debajo de la semana anterior, y alcanzó los 41.778 puntos.

"La suba de los papeles privados estuvo motorizada principalmente por el sector financiero. Es que se esperan muy buenos números (de los balances) para el segundo trimestre, cerrado al 30 de junio", señaló Eduardo Fernández, analista de Rava.

En esta línea, en el panel de acciones líderes las mejores performances ayer fueron para Supervielle, que trepó 3,52%; Grupo Financiero Galicia, que ganó 2,93%; y Banco Macro, que terminó la rueda un 2,62% arriba.