A minutos del cierre, la Bolsa porteña se dio vuelta. Pese a la mala jornada para los principales mercados de referencia, el S&P Merval avanzó ayer 0,2% hasta los 34.879 puntos impulsado por las acciones financieras. Las mayores alzas fueron para Supervielle (4,7%), Grupo Galicia (3,2%), Edenor (2,8%) y Banco Francés (2,6%).

Los que no se salvaron del derrape externo fueron los títulos de deuda argentinos. Los bonos en dólares que cotizan en pesos cayeron hasta 2,4% y los que operan en moneda dura, hasta 1,8%. "Los bonos en dólares operaron vendedores durante todo el día y cayeron u$s1 en promedio en los tramos medio y largo de la curva", destacaron desde el Grupo SBS. En ese marco, el riesgo país, que mide el JP Morgan, se disparó 2,4% hasta los 682 puntos básicos.