El riesgo país revirtió su tendencia a la baja que lo llevó a descender unos 180 puntos desde el pico de diciembre y ahora vuelve a acercarse a las 700 unidades. A media rueda, el indicador sube 1,2% a 690 puntos básicos. En tanto, la Bolsa porteña revierte su caída inicial y avanza 0,6%.

El riesgo país es un índice de confianza del mercado en la capacidad de pago o refinanciación de la deuda soberana que mide el JP Morgan. Se calcula a partir de la sobretasa que pagan los bonos de un país por encima de los de Estados Unidos.

A fin de año, los títulos argentinos recibieron un fuerte castigo ante temor del mercado en un posible default pos-2019, cuando se terminen los dólares del FMI, y en medio de un clima global de fuerte aversión al riesgo, que elevó el indicador del JP Morgan hasta los 837 puntos.

Pero en el comienzo de este año, ante una relajación de las tensiones globales, los capitales especulativos volvieron a fluir a los países emergentes e impulsaron una recuperación de los bonos argentinos. Así, el riesgo país llegó a bajar 180 unidades hasta el mínimo de 657 que marcó el 21 de enero.

Ayer la tendencia se revirtió. El indicador del JP Morgan subió 2,4% a 682 puntos en día complicado para los mercados globales a la expectativa de la decisión sobre tasas que tomará mañana la Fed y del avance de las negociaciones entre EE.UU. y China. Hoy la tendencia parece mantenerse, con una suba de 1,2% a 690 unidades.

Los bonos en moneda dura operan con tendencia mixta, con caídas para los tramos corto y largo de la curva y alzas para el tramo medio.

Acciones

Por otra parte, el índice S&P Merval de la Bolsa porteña sube 0,6% tras abrir en baja en sintonía con las principales plazas de referencia.

Las mayores alzas provienen del sector energético: YPF gana 3,1%; y Central Puerto y Petrobras Brasil, 2,6%.