El salario privado registrado bruto alcanzó a $24.958 en promedio a nivel nacional en el tercer trimestre de 2017, equivalente a una suba interanual de 29,1%, mientras que se contabilizó 12.289.892 trabajadores registrados, que representa una mejora de 2,1%, según un informe privado difundido ayer. El 51% de los trabajadores son asalariados privados, 26% asalariados públicos y 13% monotributistas y, respecto de octubre de 2016, estos últimos fueron el rubro que más aumentó en cantidad de casos: 14,2% los monotributistas sociales y 5,8% los regulares, de acuerdo con el reporte de la consultora Economía y Regiones.

Los asalariados privados subieron 1,2% y los públicos, 1,3%; en cambio, hubo una merma en los autónomos, de 4,2%.

Entre los sectores de productores de bienes, el de explotación de minas y canteras ($69.643) se ubicó como la mayor remuneración bruta y el sector de agro, ganadería y silvicultura tuvo la menor contraprestación ($13.388).

Por último, la intermediación financiera ($42.037) presentó la mayor remuneración bruta y hoteles y restaurantes la menor ($14.382) entre los sectores de servicios.