La llegada de de turistas del exterior a la Ciudad de Buenos Aires “creció en forma consecutiva en los últimos 13 meses”, cuando arribaron “alrededor de 2 millones de visitantes, casi un 6% más que en el mismo período anterior”, aseguró hoy el titular del Ente de Turismo porteño, Gonzalo Robredo, al participar en la apertura de la Feria Internacional de Turismo de América Latina en La Rural del barrio de Palermo.

El seguimiento realizado desde agosto de 2016 hasta setiembre pasado arrojó que el arribo de extranjeros por los aeropuertos de Ezeiza y Aeroparque fue de 1.998.773 personas, un 5,98% más que en los 13 meses anteriores a ese período.

Robredo destacó que “desde agosto del año pasado la llegada de turistas extranjeros cada mes es superior a la del mismo período del año anterior” y dijo que esta situación “no sucedía desde hace seis años”.

Según el titular del Ente de Turismo porteño “la mejora de la conectividad aérea, los costos cuidados y las masivas campañas de difusión de los atractivos porteños en el exterior harán que esta tendencia se acentúe”.

La actividad turística generó un impacto económico de casi 874 millones de dólares en el primer semestre de 2017, un 6,8% más que en el mismo período del año anterior.

Los motivos del crecimiento del turismo internacional se relacionan con la expansión de la cantidad de visitantes procedentes de Estados Unidos, China, Australia y Nueva Zelanda y con la recuperación del mercado brasileño.

Robredo sostuvo que “en julio llegaron a Buenos Aires más turistas chinos que alemanes”, pero advirtió que “sin embargo no estamos preparados para capitalizar el enorme potencial de ese segmento de visitantes”.

El funcionario indicó que “no lo aprovechamos por no estar conectados al mundo” y manifestó que en la actualidad “esa política está cambiando, como así también la visión del liderazgo del turismo en el desarrollo económico del país”.

El titular del Ente de Turismo porteño puntualizó que “la llegada de más aviones va a transformar la actividad turística en todo el país, que va a generar más empleos en las economías regionales por la llegada de más visitantes de todo el mundo”.

"Ahora todos los segmentos económicos son potenciales visitantes de Argentina porque ahora pueden llegar más fácil y de manera más económica”, concluyó Robredo.