La utilización de la capacidad instalada fabril se ubicó en diciembre en el 64%, el tercer nivel más bajo del 2017, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). De todos modos, el promedio del uso de la capacidad instalada durante 2017 fue de 65,3%, mientras en 2016 se había ubicado en el 64,4%, según los datos oficiales.

El nivel registrado en diciembre significó una fuerte caída de 5,2 puntos porcentuales respecto de noviembre anterior, cuando llegó al 69,2%, el más alto desde que Mauricio Macri llegó a la presidencia.

Sin embargo, la medición de diciembre de 2017 resultó más alta que la de igual período de 2016, cuando se registró una utilización de la capacidad instalada del 63,6%.

Los sectores que presentaron niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al nivel general fueron: refinación del petróleo (86,3%), productos minerales no metálicos (76,7%), industrias metálicas básicas (73,3%), papel y cartón (72,8%) y sustancias y químicos (68,9%).