El uso de la capacidad instalada en la industria retrocedió casi 3 puntos en junio en relación al mismo mes del año pasado, al pasar de 61,8% en 2018 a 59,1%, informó ayer el Indec.

El dato confirmó el último resultado de la actividad manufacturera, que volvió a hundirse después de las alzas mensuales de abril y mayo, ya que durante en estos dos últimos meses la utilización de la capacidad había superado el 60%.

De acuerdo al ente estadístico, el uso de las maquinarias en el sector fabril registró su peor resultado en las automotrices, que operaron apenas con el 34%, 13,7 puntos por debajo del nivel alcanzado en igual lapso del año pasado. Le siguió la metalmecánica con un 48,2%, que de esta manera se hundió más de cinco puntos respecto al 53,6% que tenía en 2018, "como consecuencia principalmente de los menores niveles de producción de maquinaria agropecuaria y aparatos de uso doméstico".

En tanto, los productos de caucho y plástico operaron con el 50,1% de sus instalaciones, por lo que también marcó una contracción de casi cinco puntos en términos interanuales. Por su parte, los productos textiles bajaron de 55,4% a 53,5%, a partir de la menor producción de hilados de algodón y de tejidos planos y de punto, puntualizó el Indec.

Por otro lado, los productos del tabaco funcionaron al 54,6%, lo cual contrasta con el 68% que utilizaban de su capacidad instalada un año atrás. Este derrumbe de casi 14 puntos fue resultado de la menor producción de cigarrillos, explicó el informe oficial. Se trata de la mayor baja interanual en lo que refiere a la ociosidad de las fábricas en el mes de junio.

A su vez, las sustancias y productos químicos marcaron un uso del 57,2%, también inferior al 61,8% de igual lapso de 2018, ante los menores niveles producidos de materias primas plásticas, químicos básicos y detergentes y jabones.

Se abortó la mejora mensual de abril y mayo, en línea con los datos de actividad

Los sectores que se ubicaron por arriba del nivel general fueron Edición e impresión (59,1%), Productos alimenticios y bebidas (59,8%), productos minerales no metálicos (67,1%), papel y cartón (68,7%), refinación de petróleo (73,8%) e Industrias metálicas básicas (80,2%).

En ese sentido, sólo la refinación de petróleo por el impulso de Vaca Muerta y alimentos y bebidas por la mayor molienda de cereales y oleaginosas avanzaron en este registro en relación al año pasado.

Más notas de

Ignacio Ostera

Más intendentes se suman al directorio de AySA y amplían control sobre Obras Públicas

El ministro Katopodis, en la asunción de los nuevos titulares

Vialidad pasa a Obras Públicas, bajo control de Katopodis

Vialidad pasa a Obras Públicas, bajo control de Katopodis

Alberto confirmó el plan "pico y pala" para reactivar rápido el empleo en la construcción

Empresarios del sector le hicieron llegar un informe a Katopodis

Alberto asume con la prioridad de sacar a la economía de la recesión y renegociar la deuda

Asume Alberto con el desafío de reactivar la economía y renegociar con el FMI

Alberto afina el plan para generar más oferta de dólares y financiar la actividad productiva

El designado Canciller Felipe Solá deberá fomentar las ventas

Más empresas salen a reestructurar deuda por falta de crédito

La fabricante de papel debió extender el canje de un bono

El mercado ya le pone nuevo precio a los bonos con un canje "a la Guzmán"

El mercado prevé suba de los bonos de hasta 200% con “canje Guzmán”

Las transferencias de Nación a la Ciudad de Buenos Aires se triplicaron desde 2015

Las transferencias de Nación a la Ciudad de Buenos Aires se triplicaron desde 2015

Petroleras presionan por ventajas para Vaca Muerta que permitan impulsar exportaciones

Petroleras presionan por Vaca Muerta y nuevo esquema de precios

Alberto habló con la nueva titular del Fondo y le aclaró que no continuará con el ajuste fiscal

Alberto tensa la relación con el FMI y advierte que no habrá más ajuste