La empresa MSU Energy, del Grupo MSU, anunció el lanzamiento en el mercado local e internacional de un bono a siete años por hasta un monto máximo de u$s650 millones, con una única cuota de capital que amortizará al vencimiento, estimado en 2025.

La colocación se realiza a través de las empresas Río Energy, UGEN y UENSA, dedicadas al desarrollo y operación de plantas de generación de energía en Argentina, y los fondos se destinarán al refinanciamiento de deuda y capital de trabajo de las compañías.

Los títulos cuentan con calificaciones internacionales B3 (Positivo) por Moodys y B (Positivo) por Fitch y se regirán bajo la ley de Nueva York.

Los bancos J.P. Morgan, Citigroup e Itaú BBA actuarán como estructuradores y colocadores internacionales de la deuda, mientras que en Argentina, los títulos serán colocados por Banco Itaú Argentina, ICBC (Argentina), Banco Galicia, Hipotecario, BACS Banco de Crédito y Securitización, Macro Securities y BAF Securities.