Frente a una virtual parálisis de la actividad y con una suba del 39% en los costos en lo que va del año, el sector de autotransporte de cargas pedirá al próximo gobierno del presidente electo Alberto Fernández que desdolarice el precio de los combustibles, junto a una fuerte disminución de la carga tributaria y líneas de financiamiento para capital de trabajo.

Fuentes de la cámara Fadeeac adelantaron a BAE Negocios: "Nuestra intención es alcanzar un entendimiento con (el presidente electo) Alberto Fernández, que nunca hemos tenido con el actual gobierno. En primer lugar, hay que desdolarizar el costo de los combustibles que nos ha llevado a declarar la emergencia en el sector porque la coyuntura es irrespirable".

Precisamente, ayer la entidad emitió un comunicado en el que reiteró el estado de emergencia de la actividad. "La crisis no da tregua al autotransporte de cargas. En un contexto de enfriamiento de la actividad, los aumentos de costos son constantes, sobre todo del combustible y otros insumos debido a la devaluación del peso. A ello se una presión fiscal que no da tregua. Los aumentos que el sector recibe no se pueden trasladar a tarifas inmediatamente lo que provocarían que se trabaje por debajo de los límites que hacen competitiva a la actividad. En ese escenario, FADEEAC reitera el reclamo de la urgente declaración de la emergencia económica", se explayó la central empresaria ante el silencio de la administración del presidente Mauricio Macri.

Sobre "la espalda" de las empresas que transportan mercadería pesan números en rojo: "sólo si se analiza el comportamiento del combustible, se evidencia un aumento del 150% desde la desregulación del mercado de hidrocarburos en octubre de 2017, un 77% desde 2018 y un 35% al tercer trimestre de 2019. Como las políticas no observan el estado crítico del sector, el combustible volvió a aumentar y ya lleva una suba promedio del 31% en lo que va de noviembre", agrega Fadeeac.

El Índice de Costos de la entidad determinó que poner en marcha un vehículo para trasladar mercadería costó un 39% más en lo que va de 2019, y un 50% en los últimos doce meses. A ello se le suma la presión fiscal sobre la tarifa final del flete: sobre cada $100 de facturación del autotransporte de cargas, el 42% corresponde a la carga tributaria, según valores de octubre último.

En este escenario alarmante, Fadeeac reclamó formalmente ante el Gobierno nacional la declaración de la emergencia económica para el sector, de manera de obtener mayor previsibilidad en el precio del combustible y la garantía de su abastecimiento, el acceso a financiamiento y la adaptación del régimen impositivo a la difícil situación que se atraviesa. "La realidad es preocupante ya que cada producto que llega a la mesa de las familias argentinas es transportado por un camión", dice la entidad.

Más notas de

Francisco Martirena

Alimentos subieron hasta 6% en junio

Alimentos subieron hasta 6% en junio

El consumo masivo cayó hasta 15% en junio, por el menor poder adquisitivo

El consumo masivo cayó hasta 15% en junio

Solá llamó a exportar "con mayor valor agregado"

Solá llamó a exportar "con mayor valor agregado"

El Mercado Central publicará precios minoristas de frutas y verduras

Mercado Central publicará precios de frutas y verduras

Detectan que 61 países comprarían alimentos de la Argentina

Detectan que 61 países comprarían alimentos de la Argentina

El comercio ya perdió más de 80.000 empleos en CABA

El microcentro es "la zona más complicada" por la cuarentena por la pandemia de Covid-19

Kicillof prorrogará por 60 días el control de precios bonaerense

Kicillof prorrogará por 60 días el control de precios

Mañana sube la harina hasta 5%, pero panaderos dudan de aumentar el pan

Mañana sube la harina hasta 5%, pero panaderos dudan de aumentar el pan

La producción metalúrgica se desplomó 32,8% en mayo y acumula una caída de 21%

la necesidad de equipamiento para el agro generó impacto positivo

La construcción perdió 50.000 empleos por pandemia y desde 2018 tiene 150.000 operarios menos

La construcción perdió 50.000 empleos por pandemia