El Gobierno nacional pagó en dos años casi 64 millones de dólares en comisiones a bancos por la colocación de los dieciséis bonos que emitió en el mercado internacional. Las entidades más beneficiadas por su rol de compradores iniciales de los títulos fueron el Deutsche Bank, HSBC y el Citigroup.

Desde abril de 2016 el Gobierno salió al mercado de deuda internacional siete veces para buscar financiamiento del déficit primario y para resolver el pago a los holdouts. Desde esa primera emisión hasta la última realizada hace una semana el Ministerio de Finanzas logró bajar las tasas que paga por esos títulos, que ahora se encuentra en torno del 4,31% en el caso de la tasa promedio ponderada de la deuda en dólares. Según afirman desde la cartera que dirige Luis Caputo, los niveles de comisiones que paga el país a los bancos para las emisiones también se encuentran en niveles bajos en la comparación regional y respecto a los propios antecedentes locales.

En las últimas colocaciones de bonos Argentina arregló un porcentaje de comisión de 0,12% para los distintos consorcios de bancos que actúan como compradores iniciales del total emitido. En el caso de la primera emisión, de abril de 2016, en el que se colocaron u$s16.500 millones, el fee pagado a los seis bancos emisores fue de 0,18% (29,7 millones de dólares en total) mientras que el porcentaje más alto fue de 0,30% para la venta de los bonos en francos suizos. Los 9.000 millones de dólares emitidos la semana pasada, en tanto, dejaron 10,8 millones de dólares para repartir entre tres entidades.

El ránking de bancos que más deuda colocaron del Gobierno nacional en estos dos años, ordenados por cantidad de comisiones cobradas por el servicio lo encabeza el Deutsche Bank, que además de ser el banco en el que trabajó hasta 2008 el actual ministro Caputo es el máximo colocador mundial de deuda de los países desarrollados (concentra el 8,8% del mercado entre más de 160 entidades, de acuerdo a la información actualizada del portal financiero CBonds). El banco alemán fue acreedor de 11,21 millones de dólares por sus operaciones de deuda del Gobierno nacional. Deutsche Bank estuvo involucrado en las tres emisiones de bonos más importantes que realizó el Gobierno nacional: los 16.500 millones para saldar la deuda con los fondos buitre, los 9.000 millones de este año y los 7.000 millones de enero de 2017.

En segundo lugar quedó ubicado HSBC, que cobró por su labor de colocador 10,72 millones de dólares. El podio lo completa Citi, con 10,13 millones. Santander (8,48 millones), JP Morgan (7,04 millones), BBVA (6,14 millones) ocupan los lugares siguientes del listado.

Según publicó recientemente Thomson Reuters, durante 2017 los bancos cobraron como comisión por colocación de deuda en todo el mundo unos 31.000 millones de dólares, 15% más que el año anterior y que representa un récord. A nivel mundial el principal colocador fue Deutsche Bank para el caso de los mercados desarrollados, mientras que para los emergentes y los países latinoamericanos el tope del ránking correspondió a Citi. En estos últimos dos casos, el banco alemán desciende al tercer y séptimo lugar, respectivamente.