En los últimos dos meses, los bancos encarecieron más de 40% la tasa nominal que cobran por los préstamos personales que ajustan por Unidades de Valor Adquisitivo (UVA), al llevarla de 8,5% que estaba en noviembre último al 11,60% de fines de enero.

Los datos surgen del último Informe Monetario Mensual difundido ayer por el Banco Central, que consignó una reducción del costo real de los créditos hipotecarios bajo el mismo sistema.

El financiamiento en UVA significó el 93% de préstamos a personas físicas el último mes

El Central puntualizó además que la tasa de los créditos personales UVA se incrementó 1,70 puntos porcentuales respecto a diciembre último.

La autoridad monetaria completó que los préstamos prendarios aumentaron 2,8% en el mes (2.400 millones de pesos), lo que significó una variación interanual de 64,2%. Esta línea, junto con la de personales, llevan otorgados cerca de $26.700 millones en créditos UVA.

La tasa que no se encareció fue la de hipotecarios UVA. El promedio ponderado por monto fue de 4,6%, estable respecto a diciembre último. Claro que ese es el adicional a la variación del índice UVA, que se mueve al ritmo de la inflación.

En tanto, la tasa pagada por los depósitos en UVA promedió en enero 4,9%, un descenso de 0,20 punto porcentual en un mes.

Los préstamos hipotecarios continuaron siendo los de mayor crecimiento, alcanzando un aumento promedio mensual desestacionalizado de 7,4% real en los últimos 3 meses. En términos nominales, los hipotecarios crecieron 118,2% en los últimos 12 meses.

El financiamiento en UVA significó el 93% de préstamos a personas físicas el último mes.