Aunque este mes cerrará con entre 66 mil y 69 mil patentamientos de vehículos, una suba de más de 10% interanual, el 70% del mercado es importado y sigue la tendencia del año pasado.

VW, General Motors y Renault se disputan el primer puesto en ventas para el mes en curso

Fuentes de las concesionarias adelantaron a BAE Negocios que ese nivel de ventas se transformará, a nivel comercial, en el mejor febrero del registro histórico. Sin embargo, admitieron que "el 70 por ciento de las operaciones son de vehículos de origen importado, una situación que parece no modificarse porque a las terminales les conviene traer de Brasil con precios muy bajos".

Cabe reseñar que en febrero del 2017, se habían patentado 57.205 vehículos. De acuerdo con las fuentes consultadas, Volkswagen, General Motors y Renault se disputan el primer puesto del mes, aunque la marca alemana triunfará en el acumulado del primer bimestre de 2018.

La cantidad de vehículos patentados llegó a las 118.924 unidades en enero, y como adelantó este medio, se convirtió en el mejor mes de la historia de la actividad del rubro. El mercado interno viene de un 2017 con más de 900.000 unidades, lo que consolidó una suba del 27% en la comparación contra el 2016, y fue el segundo mejor año en la historia.

De todos modos, fuentes sectoriales expresaron su preocupación por la "casi nula rentabilidad en las condiciones comerciales actuales" y por los bajos márgenes que quedan "bajo los precios impuestos por las terminales automotrices. Se sigue perjudicando al eslabón más débil de la cadena de valor", dijeron desde los salones de venta, y más en un contexto donde "continuarán las importaciones de vehículos desde Brasil a precios de remate".

Producto de la discrecionalidad con la que actuaron la mayoría de las automotrices, y un control muy débil del Gobierno, el déficit comercial autopartista creció 23,7% en 2017 respecto de 2016, en el marco de los incumplimientos al acuerdo bilateral firmado en 2015.

Este punto tiene estrecha relación con los datos comerciales ya que mientras la producción industrial no creció en 2017 (terminó empatada con 2016), las importaciones de partes crecieron considerablemente. Uno de los segmentos que más sufren esta situación es el mercado de reposición que compiten con piezas compradas en el Sudeste Asiático o China.

De acuerdo con el informe de comercio exterior publicado por la cámara sectorial AFAC, el déficit bilateral de autopartes con Brasil fue de 1.667 millones de dólares en 2017, un 23,7% superior al déficit de 1.348 millones en 2016. El desequilibrio en autopartes con Brasil equivale en 2017 al 24,8% del déficit de autopartes global.

En total, el desequilibrio comercial de autopartes ascendió a 6.710 millones de dólares, creciendo un 15,4% con relación a 2016, lo que representa casi el 80% del déficit comercial de la Argentina.