En la eurozona, el 79% de las transacciones se pagan en efectivo y sólo un 19% con tarjeta, de acuerdo con un informe del Banco Central Europeo. A pesar de que cada vez es más habitual que en la eurozona se hagan pagos electrónicos, el pago en metálico sigue siendo la forma más habitual, según el BCE.

El ránking de pagos en efectivo lo encabezaban Malta (92%), Chipre (88%) y España (87%), mientras que en Alemania era del 80%. Además, los alemanes son los ciudadanos de Europa que más dinero llevan en efectivo, con un promedio de 103 euros, en sus bolsillos mientras que en la Unión Europea es de 65 euros.