En el marco de la 23º conferencia de la ONU sobre cambio climático, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) presentó ayer en Alemania los lineamientos de cómo los gobiernos pueden generar un crecimiento económico inclusivo en el corto plazo a favor del medio ambiente. En esa línea Argentina avanza en varias iniciativas como es la inversión bajas en carbono.

El informe: “Invertir en el clima, invertir en crecimiento” que ofrece un enfoque sobre una economía sostenible, describe las vías de desarrollo necesarias para cumplir los objetivos del Acuerdo de París, subraya el valor de paquetes de políticas bien alineados para movilizar la inversión, el apoyo social para la transición, a la vez que se mejora el crecimiento.

Desde Bonn y en videoconferencia, el ministro de Medio Ambiente, Sergio Bergman señaló que “la inversión en el clima no solo tiene que ver con una cuestión económica, es un nuevo desafío de hacer las cosas de otra manera, cambiar el paradigma y tener en cuenta el impacto social y la calidad de vida, tanto en Argentina como en toda Latinoamérica”.

En esa línea el director de mitigación de cambio climático, Alvaro Zopatti sostuvo que hay varios ejemplo que demuestran que el país va en línea con lo que pide la OCDE “una de ellas son las inversiones bajas en carbono como los planes renovar o los acuerdos públicos privados para el desarrollo de infraestructura”.

Para la jefe de la División de Inversiones de la OCDE, Ana Novik a cargo de la presentación el trabajo demuestra “que si se invierte en el corto plazo en infraestructura baja en carbono este va a generar un aumento en el crecimiento a partir de una combinación de medidas que tendrán en el final un saldo económico positivo”.