El boom de préstamos atados a UVA ya trasciende las líneas hipotecarios y comienza a ganar lugar dentro de la financiaciones totales a individuos. Los nuevos productos atados a inflación que los bancos comenzaron a ofrecer en los últimos meses ya están dando sus frutos y, según los datos del Banco Central, en noviembre, poco más del 90% del total financiado a personas físicas fueron con líneas UVA.

Con los hipotecarios en UVA, la punta de lanza de estas líneas, los bancos ya otorgaron aproximadamente $44.800 millones desde su lanzamiento, detalló el BCRA en su Informe Monetario mensual. En tanto, con préstamos prendarios y personales hasta fines de noviembre otorgaron $20.500 millones. Estas líneas “también están teniendo una participación creciente los préstamos en UVA”, destacó el Central.

El Banco Ciudad fue el primero que lanzó préstamos personales atados a UVA y hoy ya representan casi el 50% de su cartera de personales. “Mes a mes se ve un crecimiento sostenido en esta línea”, comentó Maximiliano Coll, gerente de marketing de la entidad, que agregó que uno de los factores que son determinantes para el cliente a la hora de optar por la línea UVA tiene que ver con la cuota inicial, que es aproximadamente la mitad que la de los créditos a tasa fija. El banco ofrece hasta $1 millón y a 72 meses de plazo, a una tasa de 7,9% más UVA.

Otro banco que ofrece personales en UVA es el Provincia, con destino motos y autos. En los privados, aún no salieron con fuerza con este tipo de financiaciones, aunque sí empieza a verse líneas en UVA destinadas a pymes.

En hipotecarios, en cambio ya son varios los bancos que ofrecen esta línea a sus clientes. En el ICBC aseguran que al demanda se mantiene constante desde que lanzaron estas líneas y que no bajaron.

Según el Central, el total de préstamos en pesos creció 1,9% en términos reales y si bien se registraron alzas en la mayoría de las líneas, continuó destacándose la de hipotecarios, con un aumento promedio mensual de 7,6% real en los últimos tres meses.

Para poder responder a la mayor demanda de préstamos, los bancos están reduciendo su nivel de liquidez, que de todos modos se encuentra en niveles altísimos. “La liquidez de las entidades financieras en el segmento en moneda local cayó 0,4 p.p. a 38,5% de los depósitos”, sostuvo el informe del Central.

Al igual que en los meses previos, agregó, la caída de la liquidez amplia se explica principalmente por la evolución en las tenencias de Lebac, que disminuyó 1 p.p. a 19,5% de los depósitos.