Ante el recrudecimiento del conflicto entre las provincias y empresas petroleras y el Gobierno nacional por el congelamiento de los combustibles, el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, decidió esquivar al presidente Mauricio Macri durante su visita de campaña a la capital neuquina y realizó ayer una recorrida por el interior provincial. Además, pidió la derogación del decreto 566 que fijó el precio del crudo y complicó las inversiones en Vaca Muerta.

Tras la publicación de la reglamentación que exige que las compañías y los distritos renuncien a los litigios para acceder a un subsidio compensatorio de $116,10 por barril (ver aparte), Gutiérrez salió rápidamente al cruce y dejó en claro que no hay posibilidades de que eso suceda.

"Vamos a seguir adelante con el juicio que entablamos", le dijo al medio local Energía On. Es que, por el congelamiento, la provincia vio caer sus ingreso en concepto de regalías.

Ante la llegada de Macri a la provincia en el marco de su gira de campaña, el gobernador tomó distancia con un viaje a San Martín de los Andes para no participar de la agenda presidencial, que incluyó el recorrido por un nuevo tramo del Metrobus de la capital neuquina.

Por su parte, el Presidente fue elogioso del vínculo entre la provincia y su gestión en diálogo con medios locales, y puso de relieve el papel de Neuquén en la recuperación de la soberanía energética a partir del desarrollo de Vaca Muerta. También prometió que Argentina se convertirá en "uno de los grandes exportadores mundiales de gas y petróleo", lo que posibilitará "la creación de medio millón de empleos de calidad".

En la previa de las elecciones, el mandatario nacional evitó responder los dichos del gobernador.

Ver más productos

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Ver más productos