El Ministerio de Energía confirmó ayer que la empresa que adquirió el año pasado Alejandro Jaime Braun Peña, el primo del jefe de Gabinete, figura entre las principales proveedoras de luminarias LED financiadas por el Plan de Alumbrado Eficiente (PLAE), para el cual el Ministerio de Energía ya desembolsó 503 millones de pesos y al cual prevé destinar otros 500 millones en los próximos meses. En un comunicado que difundió tras la investigación publicada ayer por BAE Negocios, la cartera que conduce Juan José Aranguren especificó que General Lighting Systems (GLS) proveyó hasta ahora el 14% de las luminarias licitadas por los municipios con subsidios de la Nación, aunque aclaró que "no hubo ni hay favoritismo con ninguna empresa en particular" y agregó que "se cumplieron los requisitos técnicos y de calidad en las licitaciones".

El comunicado de Energía también confirma que las luminarias ofrecidas por GLS son 100% importadas de China. No obstante, asegura que "no hay luminarias 100% argentinas" debido a que los fabricantes locales también importan algunos de sus componentes. Y sostiene que "del total de las 94.070 luminarias adjudicadas, el 50% son modelos cuya inyección de cuerpo y ensamblado se realizan en el país, el 15% se realiza ensamblado a nivel nacional y solo el 35% son íntegramente de origen importado".

General Lighting Systems (GLS) es la continuadora de GE Consumer & Industrial Argentina, una división de la estadounidense General Electric. Alejandro Jaime Braun Peña, primo segundo del jefe de Gabinete, compró la empresa el 27 de marzo del año pasado asociado a la firma Peter Cremer Holding GmbH & Co, con sede en Hamburgo, según las actas de directorio presentadas ante la Inspección General de Justicia (IGJ), a las que tuvo acceso este diario. La compra se realizó apenas unos meses antes de que se pusiera en marcha el programa oficial de subsidios.

Los dueños de la veintena de fábricas capaces de producir las LEDs en el país denuncian que los productos importados no incluyen una tulipa secundaria pensada para proteger las lámparas y mitigar el deslumbramiento que genera la nueva tecnología. Por eso aseguran que son más baratas y alumbran un 20% más, pero también se deterioran antes y encandilan. Los voceros de Aranguren sostienen que "ese debate no está saldado a nivel técnico".

Más notas de

Alejandro Bercovich

Los dedos cruzados, el deporte nacional y el tercer desembarco

Los dedos cruzados, el deporte nacional y el tercer desembarco

El verdadero triunfo no es vencer sino convencer

El verdadero triunfo no es vencer sino convencer

Todos hablan de unidad pero nadie sabe bien para qué

Todos hablan de unidad pero nadie sabe bien para qué

El metaverso feliz del Fondo Monetario que no ajusta

El metaverso feliz del Fondo Monetario que no ajusta

El Fondo y la bomba H de Cristina, claves del día después

El Fondo y la bomba H de Cristina, claves del día después

La inflación y el Fondo reavivan la llama combativa del peronismo

La inflación y el Fondo reavivan la llama combativa del peronismo

Guerra de guerrillas y polvorín social, el escenario optimista para 2022

Guerra de guerrillas y polvorín social, el escenario optimista para 2022

Los cuatro vivos se relamen con una post-pandemia a su medida

Los cuatro vivos se relamen con una post-pandemia a su medida

La Argentina offshore sigue bien oculta en su caja de Pandora

La Argentina offshore sigue bien oculta en su caja de Pandora

El péndulo argentino siembra dudas en Washington

El péndulo argentino siembra dudas en Washington