Producto del fenómeno estacional que siempre se observa en enero, cuando los compradores se vuelcan a las concesionarias luego de esperar el modelo nuevo, este mes cerrará con un piso de 115.000 patentamientos y será el mejor mes de la historia, con una suba de alrededor del 25% interanual.

Fuentes del mercado indicaron a BAE Negocios que "se podría llegar a cerrar el mes de enero en 123.000 patentamientos", cuando durante enero del 2017 se patentaron 95.200 unidades. De este modo, enero será el mejor de la historia en patentamientos, superando las 112.798 unidades en el primer mes de 2012.

Hasta ayer, tres marcas peleaban el podio: VW, Renault y Chevrolet. "El fin de semana tenía 13.150 unidades VW; 12.400, Renault y 12.000, Chevrolet. Encabeza el mes por modelo, la Toyota Hilux con 4.200 unidades, seguida por el Toyota Etios con 4.125 y en tercer lugar, el Chevrolet Onix, con 3.747 unidades", detallaron en los salones de venta.

Las dudas pasan por si las ventas son de autos importados o nacionales y su efecto en el empleo

Para febrero, de acuerdo con las proyecciones trazadas tanto por las terminales automotrices como por las concesionarias, se estima un mercado de al menos 70.000 unidades, con lo cual se estaría consolidando también el mejor bimestre en ventas y patentamiento de la historia argentina. "Enero es clave porque por una cuestión estacional es el mes de mayores registros del año ya que concentra parte de las operaciones de diciembre que se postergan para sacar el auto como modelo del año siguiente. Por eso, el volumen alcanzado este mes tiene mucha incidencia en el número final de cada año", dijeron las fuentes consultadas.

En diciembre, la mayoría de las automotrices tuvieron una política muy agresiva con fuertes bonificaciones hasta el último día, situación que continúa con el inicio del año. La competencia entre las marcas fue una constante de 2017 pero que se profundizó en la etapa final.

Las dudas del Flex

La incógnita del mercado del año 2018 es cómo actuarán las diferentes terminales con respecto al Flex, luego de que el Gobierno emitiera la resolución por la cual las obliga a compensar los desvíos comerciales.

Solamente dos terminales son superavitarias, por lo que la mayoría deberá empezar a revisar los números, además de contratar un seguro de caución y previsionar en sus utilidades contables.

El castigo en estos casos no es menor ya que equivale al 70% del arancel externo, que es del 35 por ciento. Lo que juega a favor de las automotrices es que pueden mejorar sus números hasta que finalice el acuerdo con Brasil, el 30 de junio del 2020. Desde Brasil es donde proviene la mayoría de los vehículos importados y el año pasado, el 70% de las ventas de cero kilómetros fueron importados y el 30% nacionales.

El flex es la relación de intercambio firmada con Brasil en 2015 y establece un límite de 1,5 dólares importados por cada dólar exportado por las terminales automotrices.