El Gobierno presentó ayer ante la OMC el instrumento de ratificación parlamentaria del Acuerdo de Facilitación de Comercio, con el que el país se convirtió en el miembro 128 en completar el proceso de aceptación del convenio multilateral.

El documento fue entregado por el embajador argentino ante los organismos multilaterales en Ginebra, Marcelo Cima, al director general del organismo, Roberto Azevêdo. "La ratificación del acuerdo refleja nuestro compromiso con las reformas para lograr un entorno confiable, productivo y sostenible para el crecimiento, el empleo y el desarrollo", sostuvo Cima.

El diplomático señaló que la ratificación "también es un firme gesto de apoyo al multilateralismo y el objetivo compartido de buscar el comercio justo basado en reglas claras".

El Acuerdo de Facilitación de Comercio (TFA, por sus siglas en inglés) entró en vigencia el 22 de febrero de 2017, cuando se alcanzó su ratificación por parte de los tercios de los miembros la OMC. El TFA, considerado el principal resultado de la Conferencia Ministerial de Bali de la OMC en 2013, contiene un conjunto de recomendaciones y medidas aduaneras, entre ellas sobre movimiento y despacho de mercaderías.