El Gobierno finalmente envió hoy al Congreso el proyecto de ley que sienta las bases para el "reperfilamiento" de la deuda pública bajo legislación local, que incluye la cláusula de acción colectiva.

El proyecto, anunciado  en conferencia de prensa por el ministro de Economía, Hernán Lacunza, ingresó a la Cámara de Diputados por la tarde, y habilita al Ejecutivo a entablar una negociación con los acreedores y no incluye una reestructuración.

La medida, que singnificó un defaulteo de instrumentos en moneda dura como en pesos -teóricamente "libre de riesgo"-, tiene como objetivo reprogramar, restructurar o extender los plazos para "aliviar la carga financiera" que enfrenta el país. El propio ministro aclaró que la diferencia entre reperfilar o reprogramar deuda es "un poco semántica" y describió que se trata de una reestructuración "sin quita y con pago de intereses".

La reestructuración decretada sobre el final del mes pasado para las Letes, Lecap, Lelink y Lecer generó un cimbronazo dentro de la industria de fondos comunes de inversión y obligó a las administradoras a trabajar a contrareloj para poder ajustarse a la nueva normativa. Separar a las personas jurídicas de las físicas dentro de los fondos que invierten en letras y luego dividir sus tenencias por instrumento no fue tarea sencilla. De hecho, los FCI tuvieron que suspender rescates y suscripciones por dos días para tratar de evitar una salida masiva de cuotapartistas tras la medida oficial.

La Cláusula de Acción Colectiva

El principal artículo del proyecto incorpora a los bonos de deuda pública bajo legislación local la Cláusula de Acción Colectiva que sí tienen los de legislación extranjera.

Esa cláusula establece que si el 66% de los bonistas acepta la propuesta de reperfilamiento, el resto debe acatar, con un mínimo de 50% por especie.

Voceros del Palacio de Hacienda señalaron que el proyecto está consensuado con la oposición y los funcionarios pidieron que la aprobación sea pronto para poder encarar la negociación con los tenedores de títulos.

En Hacienda esperan que como no habrá cambios en la condición de los bonos los fondos dueños de los títulos podrían aceptar el reperfilamiento, ya que hoy los precios de los títulos están descontando una reestructuración.

En el Ministerio de Hacienda se avanza también en la negociación por los títulos que se emitieron bajo legislación extranjera y los bancos ya le presentaron la propuesta de reperfilamiento de estos títulos que la secretaría de Finanzas ya está analizando.

El año que viene vencen títulos por 12.000 millones de dólares bajo ley local y solo 400 millones bajo ley extranjera, mientras que en el siguiente se revierte esa situación ya que vencen 4.500 millones bajo ley extranjera y 3.800 millones de dólares bajo ley argentina.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Papa no tiene previsto visitar Argentina en 2020

El Papa no tiene previsto visitar Argentina en 2020

Ver más productos