Tras la intervención del Banco Central en el mercado ayer, que terminó frenando la fuerte suba del dólar, economistas consultados por BAE Negocios coincidieron en que la moneda estadounidense se estabilizará en los próximos meses, hasta el cierre de las discusiones paritarias.

Gabriel Zelpo, economista jefe de Elypsis, aseguró que "frente a la intención de la autoridad monetaria de establecer un techo y en vistas del significativo poder de fuego que tiene, es de esperar para el tipo de cambio una mayor estabilidad a la que se observó en los primeros meses del año". Aseguró también que el impacto del tipo de cambio en los precios "no será significativo".

Para Martín Vauthier, director de Estudio Eco/Go, la intención del Gobierno es utilizar a las negociaciones salariales como "un ancla inflacionaria". "Se cumplió el objetivo de dejar mover al dólar para dar algo de aire a los sectores transables y a la vez bajar un poco la tasa de Lebac para ir rotando gradualmente los pesos estacionados ahí hacia bonos del Tesoro en pesos, apuntando a disminuir la dependencia del financiamiento externo", planteó.

El dólar alcanzó ayer un nuevo máximo histórico de 20,60 pesos. La intervención del BCRA frenó la fuerte suba, lo que llevó a la moneda a cerrar con un valor de 20,53 pesos, un centavo por debajo del cierre del viernes.

"La acción oficial estimuló el desarme de posiciones dolarizadas y el ingreso de fondos desde el exterior en un escenario que no tenía visos de modificar su tendencia a la suba de los precios como consecuencia de un cambio de carteras que claramente tenía destino de dolarización", analizó Gustavo Quintana, de PR corredores de cambio, quien consideró que la suba fue producto de una fuerte demanda y una insuficiente oferta. 

De todas maneras, los economistas creen que el valor actual todavía esta por encima de las expectativas del Gobierno. Matías Carugati, economista jefe de Management & Fit, afirma que se espera que la cotización ronde los 20 pesos. Aseguró que el Central busca mantener un techo al tipo de cambio y reducir la volatilidad. "Eso no significa que dejen 'clavado' el tipo de cambio, pero sí que pueden limitar sus movimientos".