Después de una semana movida para el dólar, en la que el precio saltó casi 60 centavos y llegó a tocar los $20, se espera que siga cierta presión alcista en los próximos días, por la cobertura de fin de mes de inversores y empresas.

"Esta semana finaliza el mes, un dato que puede agregar algún factor de presión adicional sobre los precios de la divisa estadounidense, debido al proceso natural de cierre de posiciones que vencen el miércoles que viene", anticipó Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio.

La estabilidad que halló el viernes la divisa estadounidense -que cerró a 19,85 pesos- sucedió luego de que el Banco Nación frenó el jueves la escalada con ventas por unos 20 millones de dólares en el mercado mayorista. "La intensa actividad oficial moderó la corrección del dólar en los dos últimos días, pero no alteró la sensación dominante que presume que el dólar ha encontrado temporalmente un nuevo rango de fluctuación bastante alejado de los pronósticos formulados para el primer tramo del año", agregó Quintana.

La autoridad monetaria cerró el viernes una semana sin intervención en el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), que negoció unos 930 millones de dólares en el mercado de contado (spot). "El mercado de cambios va asimilando el nuevo valor de la divisa", completó fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios.

En el mercado secundario de Letras del Banco Central (Lebac), se transaron unos 700 millones de dólares, con tasas de 27% para el vencimiento más corto, a 26 días, y 25,15% para el más largo, a 264 días. El call money operó estable a un promedio del 26,75% por ciento nominal anual.