Estados Unidos demorará la aplicación de aranceles al acero y aluminio para Argentina y algunos países con los que se encuentra negociando el tema mientras se desarrollen las tratativas para las exenciones definitivas, dijo hoy el representante de Comercio del gobierno, Robert Lighthizer.

La dependencia a cargo de Lighthizer está discutiendo activamente exenciones para la Unión Europea (UE), Australia y Argentina y se esperan similares charlas con numerosos países, como Brasil, informó la agencia Bloomberg.

"La meta es terminar las conversaciones para fin de abril”, sostuvo el funcionario ante el comité legislativo a cargo de la redacción de normas impositivas de la Cámara de los Representantes, el “Ways and Means Committee”. 

Lighthizer agregó que espera pronto una decisión del presidente Donald Trump sobre los aranceles respecto de China, en particular. 

"Creo que los países saldrán (de la lista de incluidos en los gravámenes) conforme arribemos a un acuerdo y que algunos estarán en una posición en la que las tasas no se aplicarán sobre ellos en el curso de la negociación”, agregó.

En ese sentido, mencionó a Canadá y México “pero habrán otros”. Lighthizer indicó que las conversaciones con Corea del Sur y una eventual exención para ese país forma parte del contexto de negociaciones generales en desarrollo con ese país.