La soja bajó $ 50 con respecto al miércoles y cerró a 6.000 pesos por tonelada en Rosario, a pesar del recorte en las cosecha de la presente campaña de 5,5 millones de toneladas por parte de la Bolsa de Comercio local (BCR) producto de la sequía que afecta a gran parte del país.

"Frente a este contexto de incertidumbre productiva, el mercado continúa con poco movimiento ya que resulta muy difícil que compradores y vendedores puedan llegar a acuerdos de precios, por lo que las fábricas decidieron retraer sus propuestas de compra $ 50 con respecto a ayer", expresaron desde la entidad bursátil.

En tanto, para la nueva cosecha de mayo la oferta de compra se mantuvo en u$s 290 por tonelada.