El secretario de Agroindustria, Luis Etchevehere, caminó exultante los salones en los que se firmaron los distintos acuerdos bilaterales en el marco del G20. Fue una de las áreas con protagonismo en el contexto del énfasis que le pone el Gobierno a cada línea de exportación que se abre, consolida o se amplía. "Después de 17 años logramos la reapertura del mercado de carnes en Estados Unidos que es importantísimo para la industria en la Argentina. Y firmamos cuatro protocolos con China: carne ovina, caprina caballos en pie pura sangre de carrera y polo, y exportación de cerezas".

–El documento final no hizo ningún planteo respecto de las barreras fitosanitarias, lo consultó BAE Negocios
–Son las manera de acceder a los mercados. Todos quieren tener garantías de inocuidad de los alimentos

–Pero, en muchos casos actúan como barreras para arancelarias
–Más que ponerlo desde el punto de vista comercial yo lo pondría en la exigencia de los consumidores. Cada vez los consumidores están más exigentes para saber qué comen

–¿No lo ve usted como una cuestión de que se utilizan como política proteccionista?
–No, porque cumpliendo con eso, accedés. Por ejemplo, en Estados Unidos no hay cupo 20.00 toneladas son sin aranceles y de ahí para arriba, con el arancel que paga todo el mundo .

–¿Cómo continúa la relación con los sectores del campo con la permanencia de las retenciones?
–Coincidimos en que hay presión impositiva. De cualquier manera no hubo alternativa para conseguir financiamiento. De la mano del Presupuesto que se votó nos pueda llevar al año que vienen a tener déficit cero, que está ayudando hoy a bajar la inflación, bajar la tasa de interés y estar en condiciones similares a nuestros competidores