El amplio triunfo de Cambiemos a nivel nacional, y fundamentalmente en la provincia de Buenos Aires, en las elecciones legislativas del último domingo desató la euforia en la Bolsa porteña. Con el volumen más alto negociado en lo que va de este año, las acciones locales se dispararon hasta un 8% ayer y el riesgo país cayó un 2,01%, a 342 puntos.

El volumen de negocios en acciones alcanzó los $1.233 millones, el más alto en lo que va del año

El dólar, en tanto, cedió 7 centavos en las pizarras de los bancos, a $17,67, pese a que el mayorista se mostró bastante oscilante y cerró con una caída de apenas medio centavo.

Según señaló Eduardo Fernández, analista de Rava, con el resultado de las elecciones del domingo, “Cambiemos ahora se consolida como la primera fuerza política a nivel nacional” y de ahí la euforia que se vivió ayer en el segmento de renta variable local.

“Otro efecto de las elecciones fue la caída del dólar. Es que con la mayor confianza, los inversores se desprendieron de la moneda dura, algunos para pasarse a Lebac, y otros, los más agresivos, para pasarse a las acciones”, agregó Fernández.

El Merval trepó ayer un 2,98%, hasta un nuevo máximo histó- rico de 27.782,60 puntos. El volumen de negocios alcanzó los $1.233 millones en acciones, el más alto de 2017.

Las subas más importantes del panel líder fueron para Banco Macro, que se disparó 8,03%; Cresud, que trepó 6,36%; y Telecom, que ganó 6,33 por ciento.

“Más allá de que estaba descontado un favorable resultado electoral para el oficialismo, los operadores festejaron el más amplio triunfo a nivel nacional, ya que anticipan que dicho escenario facilitaría la etapa de reformas estructurales a encarar próximamente”, afirmó el economista Gustavo Ber.

En la misma línea, el presidente de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Adelmo Gabbi, señaló que “a pesar de que estaba ya descontado que ganaba Cambiemos, el triunfo fue tan espectacular que los mercados reaccionaron positivamente, sobre todo los papeles que tienen doble cotización, tanto en EE.UU. como acá”. “En el exterior ven a Argentina como un lugar muy interesante para invertir”, agregó el titular de la plaza porteña, quien confía en que el mayor caudal político que logró el oficialismo el domingo va a permitir a nuestro país “salir de mercado de frontera para ser emergente”.

En Wall Street, los ADRs argentinos también compartieron la euforia local y se dispararon hasta un 8,4 por ciento.

Paula Premrou, CEO de Potfolio Personal, indicó que la magnitud del resultado a favor de Cambiemos ayer “podrá imprimir un impulso adicional en los cotizaciones, aún cuando después pueda sobrevenir una corrección”.

Sin embargo aclara que esta posible corrección, en un escenario con una economía que muestra señales de reactivación, “hará que cualquier toma de ganancias de corto encuentre un piso no muy abajo”.

“Un movimiento que permite barajar y dar de nuevo; y con proyecciones de un Merval que terminará el año por arriba de los niveles actuales y una tendencia de fondo que se mantendrá positiva”, señaló Premrou.

El optimismo que generaron los resultados electorales del domingo prolongó la firmeza de los bonos en dólares y desató una fuerte baja en el riesgo país argentino. El índice que elabora JP Morgan cayó un 2,01%, hasta los 342 puntos, su menor nivel en una década.

Para el economista Gustavo Ber, a partir del resultado del domingo “podrían sumarse auspiciosos upgrades desde las calificadoras de riesgo, que continuarían otorgando un fluido financiamiento externo a menores tasas y así habilitar una contracción adicional del riesgo país, rumbo a la próxima escala de Brasil, a unos 100 puntos básicos”.

Entre los principales títulos públicos ayer el Par en pesos avanzó 1,2%, el Bonte 2020 ganó 1,05%, y el Par en dólares bajo ley argentina creció 0,8 por ciento.

  • Los bancos internacionales auguran una mejora de la nota

Bancos de inversión internacionales destacan que el triunfo de Cambiemos el domingo garantiza la continuidad de políticas más “amigables” con el mercado, lo que atraería más inversiones, y confían en que el amplio margen que consiguió por sobre la coalición liderada por la ex presidente Cristina Kirchner abre la posibilidad a que las calificadoras de riesgo mejoren la nota del país y le allana el camino al Gobierno para llevar adelante reformas estructurales.

“Este desenlace debería fortalecer al presidente Macri, representa un buen augurio para futuras reformas y refuerza la confianza(...) Reduce la duda respecto a la continuidad de políticas ‘marketfriendly’ para apoyar la inversión, lo que es importante para asegurar un crecimiento sustentable y ayudar a obtener mejoras en las calificaciones crediticias en el mediano plazo”, indicó el banco Credit Suisse, en un informe difundido ayer entre sus clientes institucionales.

“Mantenemos una visión positiva sobre la deuda argentina y vemos espacio para más rendimientos extraordinarios, sostenidos por la mayor confianza que generaron las elecciones, potenciales anuncios por parte del Gobierno que profundizarían la agenda de reformas y la actual dinámica de crecimiento”, afirma el reporte.

En la misma línea, Stuart Culverhouse, jefe de investigación soberana y crediticia de Exotix Capital de Londres indicó a Bloomberg: “La barrida electoral de Macri en las regiones solidifica su capacidad para impulsar nuevas reformas económicas en los próximos dos años y mejorar sus posibilidades en las elecciones presidenciales de 2019”.