Ingresos extraordinarios de divisas de inversores extranjeros que refuerzan apuestas al carry trade presionaban a la baja el precio del dólar en el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde la moneda estadounidense se sostenía gracias a la demanda genuina de importadores.

"Los grandes inversores extranjeros están trayendo fondos para la compra de Lebac, aprovechando los altos rendimientos", mencionó Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios.

Precisamente, un informe de ABC consignó que ayer se negociaron en Lebac el equivalente a unos 620 millones de dólares, con la tasa al plazo más corto más corto, a 34 días, en 27 por ciento nominal anual.

El dólar inició ayer la rueda con una ganancia acotada, hasta 18,89 pesos en el segmento mayorista, pero a media rueda los ingresos desde el sector financiero presionaron a la baja la divisa y frenaron la corrección alcista. "A partir de allí, el dólar entró en un sendero de relativa estabilidad que lo mantuvo con fluctuaciones muy acotadas", explicó Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambios.

En el promedio de bancos y casas de cambio, el dólar cayó 0,26 por ciento a 19,15 pesos.

Los inversores siguen vendiendo la divisa para colocar los pesos en el mercado secundario de Lebac, para optimizar el negocio financiero por la alta tasa de interés, con un dólar bastante estable y que alienta a los operadores a tomar el riesgo, analizó Izzo.

De acuerdo con el Informe de Evolución del MULC y Balance Cambiario de 2017 difundido ayer por el Banco Central, los ingresos netos de inversiones de no residentes, principalmente destinadas al corto plazo, sumaron 12.269 millones de dólares el último año.

Van creciendo nuevamente las apuestas al carry trade a través de vehículos en pesos, dado que se estima que el deslizamiento de la divisa irá perdiendo ritmo, consideró el analista Gustavo Ber.

La moneda estadounidense cerró a 18,87 pesos, dos centavos ó 0,11 por ciento por encima del martes, en una jornada en que se negociaron 715 millones de dólares en el mercado de contado, mientras en los futuros se transaron 46 millones en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) y 645 millones en el ROFEX.

Casi la mitad de lo operado en el ROFEX fue para fin de enero a 19,033 pesos, con una tasa implícita de 24,25 por ciento nominal anual. El plazo más largo fue julio a 20,935 pesos, al 20,59 por ciento.

En el mercado de dinero entre bancos, el call money operó en baja pactándose a un promedio del 26,50 por ciento nominal anual y en "swaps cambiarios" se pactaron 179 millones de dólares para hoy y lunes, detalló ABC Mercado de Cambios.