El faltazo de los exponentes del equipo económico fue quizá uno de los temas más comentados en los pasillos del Sheraton, en la previa al arranque del primer día de la 39° Convención Anual del IAEF. Hasta el miércoles, el programa incluía disertaciones de Luis Caputo, presidente del BCRA, y de Santiago Bausilli, secretario de Finanzas del Ministerio de Hacienda. Pero ninguno de los dos dijo presente, siendo la primera vez desde el kirchnerismo en que ningún miembro del gabinete económico nacional expone en la Convención. Caputo, que ya se había bajado el lunes a última hora del avión que iba a Washington para negociar con el FMI, también optó por quedarse en el segundo piso de Reconquista 266 para monitorear de cerca al mercado de cambios. Bausilli, en tanto, aún no regresó de Washington, donde sigue negociando con el Fondo.