La declaración final de la cumbre de los ministros de Economía y presidentes de Bancos Centrales del Grupo de los 20 (G20) impulsará a la apertura comercial de los países en medio de la disputa que la Unión Europea inició contra la política proteccionista de Estados Unidos.

Con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, como anfitriones de la cumbre que se realiza por primera vez en la Argentina, el país refrendará su posición a favor de la apertura comercial de los mercados.

La Argentina, que ejerce la presidencia del G20 hasta la cumbre presidencial de diciembre próximo, seguirá así la agenda de los países mas poderosos del Grupo, que se han mostrado preocupados por la "guerra comercial" mundial que podría desatar el proteccionismo que impulsa el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y las prácticas de negocios de China.

El encuentro que congregó a 20 ministros de Finanzas, 19 presidentes de bancos centrales, y 10 titulares de organizaciones internacionales cerrará hoy en el Centro de Exposiciones y Convenciones (CEC) de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y tuvo también como presencia estelar a la presidenta del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, que llegó a Argentina la semana pasada.

La cumbre de ministros se da en medio de una virtual "guerra" comercial desatada por la decisión de Estados Unidos de aplicar aranceles a la importación de acero y aluminio, y manifestarse en contra de la aplicación de impuestos contra las grandes empresas tecnológicas como Facebook, Google o Amazon.

En contra de esas posiciones se encuentran los países enrolados en la Unión Europea, y China, que condenaron las políticas proteccionistas de Estados Unidos, país que reclama que esa palabra desaparezca del documento final de la cumbre.

También fue tema de debate el inestable mercado de criptomonedas representado en el bitcoin y los cada vez mas duros mensajes de los Estados Unidos, que antes de la cumbre dijo a través del subsecretario de Asuntos Internacionales del Tesoro., David Malpass, que su país discutiría la necesidad de que China "se acerque hacia la libertad y la orientación de mercados "y subrayó que "el control estatal que ejerce sobre su economía es preocupante para el mundo".

Sanciones a Venezuela

En tanto, en el marco de la región, la delegación argentina ante la reunión de ministros de Finanzas y presidentes de Bancos Centrales del Grupo de los 20, propuso ayer una reunión especial para coordinar sanciones económicas al gobierno de Venezuela.

También sugirió la creación de un fondo especial para atender la situación de los refugiados venezolanos, que asumieron proporciones considerables en los últimos meses, en especial hacia países limítrofes.

Si bien Venezuela mantiene el apoyo de miembros del G20 como China y Rusia -que aceptaron suspender el cobro de sus acreencias al país caribeño- el grueso de los ministros del grupo acordaron como hipótesis tratar la propuesta argentina en la próxima reunión de primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI), que tendrá lugar en Washington del 18 al 22 de abril.