Un día después de la elevación de la calificación del crédito argentino por parte de Standard & Poor’s, el Ministerio de Finanzas comenzará hoy el road show por Europa antes de la emisión de los últimos 2.500 millones de euros en el mercado internacional que colocará el Gobierno correspondientes al programa financiero de este año.

La gira constará de la visita a dos ciudades: Londres hoy y Fránkfort mañana, para presentar una serie de dos a tres títulos a distintos plazos que será licitado el jueves y con el que apuntan a recaudar 2.500 millones de euros. Los encargados de llevar adelante las reuniones con los inversores en Europa serán el secretario de Finanzas, Santiago Bausili, y el jefe de asesores, Guido Sandleris. La gira la organizaron tres bancos: el BBVA, el Santander y el Citi.

El Ministerio de Finanzas intentaría lanzar títulos a plazos que van de cuatro a cinco años, para uno de los bonos, y de siete a 10 años, para el segundo. En caso de que hubiera demanda para un tercer título, podrían buscar extender el horizonte de vencimientos. La última emisión en el mercado internacional fue la colocación del famoso bono a 100 años. En esa oportunidad, el Gobierno se hizo de 2.750 millones de dólares pagando un rendimiento del 7,9% que generó polémica entre los economistas y la oposición por el plazo del endeudamiento.

Con esta colocación, Argentina engrosará su participación en el market share de la emisión de bonos en el mercado internacional en lo que va del año: según datos de la agencia financiera CBonds, en 2017 el país colocó el 20% de la deuda total, seguido por Arabia Saudita.

El Ministerio de Finanzas anunciará en las próximas semanas el programa financiero de 2018, que incluirá menos necesidad de financiamiento para déficit primario pero una cobertura mayor de intereses de deuda. La intención del ministro Luis Caputo es cambiar el perfil de la deuda argentina y lograr emitir 6 de cada 10 dólares en el mercado doméstico, para evitar los inconvenientes de un eventual shock externo.