Argentina no emitiría más deuda en el exterior en lo que resta de 2018 y cubrirá cualquier financiamiento adicional para el año recurriendo al mercado local.

De acuerdo a lo publicado por la agencia Bloomberg, el estado argentino emitirá cerca de u$s10.000 millones a nivel local para completar sus requisitos de financiamiento para 2018.

El ministro de Finanzas, Luis Caputo, se reunió con inversionistas en Nueva York el jueves sobre las ventas de deuda del país. Argentina vendió en el extranjero u$s9.000 millones en bonos en enero y alrededor de u$s7.000 millones en el país.

Finanzas esta aprovechando la repentina depreciación del peso para reducir su carga de deuda en monedas extranjeras. En enero, Caputo había dicho que Argentina tenía necesidades de financiación de u$s30.000 millones para este año y que alrededor del 40 por ciento se emitiría en moneda extranjera.

Después de la depreciación del peso ocurida durante las últimas semanas, el total caerá a cerca de u$s27.000 millones, dijeron las dos personas.

En tanto, el rendimiento del bono de referencia que vence en 2028 cayó 13 puntos básicos a 6,6 por ciento, el mayor descenso desde el 15 de febrero, tras la noticia.