En una jugada política que tendrá como escenario a la ciudad de Río de Janeiro, el Gobierno se adelantará al plazo previsto y firmará hoy con Brasil un nuevo acuerdo automotriz, que establecerá la extensión hasta 2030 de los cupos de importación sin pago de arancel, año en el que comenzaría a regir el libre comercio sectorial.

Fuentes gubernamentales señalaron a BAE Negocios que hoy a las 15.30, en la sede del Ministerio de Economía de Brasil, el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, sellará el nuevo Pacto Automotor Común (PAC) con el anfitrión Paulo Guedes y el secretario de Comercio Exterior, Marcos Troyjo. Las propias fuentes oficiales admitieron que existe un exceso en el adelantamiento de los plazos: el actual PAC recién caduca el 30 de junio de 2020.

Sin embargo, la explicación es sencilla. El temor del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, al cambio de gobierno en la Argentina a partir del 10 de diciembre aceleró la dinámica y plantea un mapa donde la administración actual compromete negociaciones hasta 2030. "No se puede negar que Bolsonaro presionó porque sabe que puede haber otra gestión en diciembre", admitió una fuente oficial.

Frente a la rígida postura de Brasil que exigía libre comercio automotriz para 2020, las terminales radicadas en la Argentina consideraron que sería un escenario de agudización de la crisis y propusieron mantener un "flex" aunque hasta el 2023, lo que supone una mayor apertura de importaciones a cambio de no liberalizar el mercado.

El Pacto Automotor Común será renovado por diez años, y "entre el 2020 y 2023 el flex no podrá ser superior a 1,8 dólares; y entre 2023 y 2025 no podrá superar 1,9 dólares". Aunque no hubo más detalles, se supone que entre 2025 y 2030, el término de intercambio será mayor.

Lejos de regularizar su situación, las terminales radicadas en la Argentina importaron vehículos y partes por encima de lo permitido por el Pacto Automotor Común, firmado en el 2015. Fuentes diplomáticas brasileñas recordaron ayer que "no existía margen de negociaciones", como sí logró la Argentina con México, pero el temor de Bolsonaro a un triunfo del candidato por el Frente de Todos, Alberto Fernández, lo flexibilizó.

Por otra parte, Brasil quiere bajar el arancel externo común para autos y partes (hoy es del 35%) nada menos que un 10% en un plazo de 4 años. El esquema pergeñado que trajo Bolsonaro en su visita al presidente Mauricio Macri es: reducción del 1% en 2020; 2% en 2021; 3% en 2022; y 4% en el 2023. "Es otro eje muy importante que deberá analizarse; el gobierno no puede dejar de lado al sector y acordar una baja del arancel externo", reiteraron desde una de las terminales consultadas.

En forma conjunta, la Argentina y Brasil buscarán una convergencia regulatoria en el comercio bilateral y regional para eliminar obstáculos y reducir costos de las operaciones comerciales del bloque.

Ver más productos

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Francisco sacó al jefe de su custodia

Francisco sacó al jefe de su custodia

Ver más productos